martes, 25 de octubre de 2016

La “democracia” de Podemos.

Los que utilizan mucho el vocablo “democracia” pero en absoluto la defienden, y me refiero a Unidos Podemos, han convocado una manifestación para rodear el Parlamento mientras se produce el debate de investidura de Mariano Rajoy.
A fecha de hoy, no se ha solicitado el permiso para manifestación o concentración que estable la ley y que hay que pedirlo con 10 días de antelación, por ello hablamos de una acción ilegal que se vas a perpetrar al mas puro estilo bolivariano.

A los de Iglesias solo le parece, legítima y democrática, la suma de apoyos para una investidura cuando es a su favor, en cambio, cuando la aritmética parlamentaria puede hacer presidente a alguien de derechas, lo denomina sin sonrojarse “golpe de la mafia”. Unidos Podemos, priorizando la revuelta callejera frente a su actividad parlamentaria, deslegitima a sus diputados, se deslegitíma.

Tengo que reconocer, que cada vez que un dirigente podemita utiliza eso de que “ellos representan a la gente”, siento vergüenza ajena. No terminan de enterarse, de que ellos solo representan el 21.1% de los votos emitidos, y el 14.2% del censo electoral, es decir, Unidos Podemos solo representa a ese pequeño porcentaje de la ciudadanía española. Por ello, les rogaría que no mientan más diciendo que ellos representan a la gente.

Es evidente, que los de Pablo Iglesias no respetan lo que ha votado “la gente”, pues para ellos, el partido a quien ha votado más la gente no tiene legitimidad para gobernar. No se podía esperar otra cosa de estos neo comunistas del siglo XXI que tanto simpatizan con la dictadura venezolana y con regímenes que no respetan los DDHH.

Mucho me temo, que nos espera una legislatura corta, improductiva y convulsa. Mucho me temo, que no habrá demasiado consenso entre quienes se han demostrado incapaces de llegar a acuerdos. Mucho me temo, que Podemos y toda esa fauna que le orbita, van a dedicarse a fomentar la conflictividad social y a propiciar las revueltas callejeras. Mucho me temo, que en esas condiciones va a ser muy difícil consensuar acciones para acabar con los sediciosos catalanes.


Me gustaría equivocarme en mis previsiones, pero si hubiera un aparato que midiera, lo demócratas y lo patriotas, que son nuestras diputados, lo mismo se nos caía alguna lágrima.


No hay comentarios:

Publicar un comentario