jueves, 6 de octubre de 2016

TC: Sí a los toros en Cataluña.

Hace casi seis años, se interpuso ante el Tribunal Constitucional un recurso contra la prohibición de los toros en Cataluña. Ahora ya cuenta este tribunal con una ponencia favorable en la que se deja patente que el Parlamento catalán invadio las competencias del Estado cuando los prohibió el 28 de julio de 2010.

El artículo 149 de nuestra Constitución arroga al Estado la competencia exclusiva de la defensa del Patrimonio Cultural y la consideración del servicio de la Cultura como deber y atribución esencial. Ninguna comunidad autónoma tiene competencias para prohibir una actividad cultural considerada Patrimonio Cultural desde el 29 de julio de 2011. Nuestra Constitución garantiza la libertad de todos los españoles de acceder a las manifestaciones culturales.

La Tauromaquia en España es considerada Bien de Interés Cultural, gozando de la máxima protección y trasladando a la Administración un deber, de protección y fomento, como elemento fundamental de nuestra Cultura.

Esta ponencia del Tribunal Constitucional, supone un blindaje para la tauromaquia en toda España frente a esa ola prohibicionista  encabezada por la liberticida izquierda radical que tan de moda se ha puesto en el lumpen político de nuestra sociedad, ese lumpen que odia y trata de eliminar todo lo que huela a España.

Sin ser en absoluto taurino, cuando el fallo del TC se haga público, me alegraré enormemente, pues la libertad y la legalidad se habrán impuesto. Otra cosa es, que en Cataluña se cumpla este fallo, pues sabemos que las sentencias que no les gusta a los separatistas en esa región española no se cumplen, y los que tienen la obligación de cumplir y hacer cumplir la legalidad, es decir, el Gobierno de España, nos tiene demasiado acostumbrados a mirar para otro lado. Una actitud repugnante que ha conseguido que en Cataluña no esté vigente el Estado de derecho desde hace ya demasiado tiempo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario