domingo, 27 de noviembre de 2016

Fidel Castro traicionó a los cubanos.

Cuando en enero de 1959 entró triunfante Fidel Castro en La Habana al frente de su ejército de  guerrilleros, nadie puede negar que se desató un clima de entusiasmo en la isla. Fidel prometió democracia, repetía sin cesar que el poder era algo instrumental y que lo dejaría en cuanto el pueblo quisiera. En sus primeros discursos, garantizó libertad sin límites de expresión, de reunión, de prensa y prosperidad económica. Todo, una gran mentira.

Lo cierto es, que Fidel instauró una criminal dictadura comunista que pisoteó las libertades y que en lo económico hundió a Cuba en la más absoluta miseria. Hoy los cubanos se encuentran entre los ciudadanos más míseros del mundo, en América están al nivel de los haitianos.

Su muerte ha servido aquí en nuestro país, para que de nuevo, Podemos e Izquierda Unida, se retraten. Que sus líderes califiquen a Castro como “líder de la dignidad y la justicia social” y afirmen que su largo mandato tiene luces y sombras, les delata. Incluso grupos radicales integrados en Unidos Podemos han llegado a agredir a quienes frente a la embajada cubana se manifestaban por la libertad.

Fidel Castro solo ha sido líder de la represión, del crimen y de la tortura, y ustedes, comunistas españoles, lo único que dejan claro con sus alabanzas a este sanguinario tirano es, lo que nos esperaría a los españoles si alguna vez consiguierais llegar al poder en nuestro amado país.

Fidel ha muerto, pero el castrismo aún permanece. La represión hacía quienes piden, libertad y democracia, ha aumentado en los últimos meses. Cerca de cien presos políticos están encarcelados en situación de tortura permanente. Nadie puede cerrar los ojos ante esa sistemática violación de los derechos humanos. Ahora más que nunca, debemos recordar a todos aquellos que perdieron su vida en combatir ese comunismo que durante casi seis décadas ha machacado al pueblo cubano.

Toda la comunidad internacional debe actuar para conseguir que Cuba, por fin, consiga zafarse de la tiranía castrista y los vientos de libertad vuelvan a la isla, pues creo, que después de 60 años, los cubanos ya van mereciéndoselo.




1 comentario:

  1. Muchas gracias por tus comentarios, yo sigo siempre tus análisis acertados. Gracias de nuevo.
    Un saludo desde Barcelona

    ResponderEliminar