viernes, 25 de noviembre de 2016

IMPUTADO nada tiene que ver con INVESTIGADO.

El Partido Popular y Ciudadanos pactaron 150 medidas, entre ellas estaba el Pacto Anticorrupción. En él se decía claramente, que todo político imputado debía dimitir.

El problema reside en que, la palabra imputado dejó de utilizarse siendo reemplazada por la de investigado, teniendo en cuenta que estar imputado y ser investigado son cosas totalmente distintas, todo parece indicar que ese pacto al que llegaron debería ser adaptado al nuevo lenguaje judicial.

A toro pasado, todo parece indicar que el trato que le dio el Partido Popular a Rita Barberá  siempre estuvo condicionado por este acuerdo, condición de Ciudadanos que a la postre ha podido contribuir muy mucho en el fatal desenlace.

Me sorprende que la petición formulada por el PP para que Ciudadanos acceda a sentarse y adaptar dicho pacto a la actualidad haya obtenido la inmediata negativa de los de Rivera.

En política, las denuncias falsas se utilizan habitualmente como venganza, y en todas ellas un juez debe investigar, si encima muchos jueces tienen ideología y hasta carnet de un  partido político, nadie puede garantizar el porqué de eso de “estar investigado” y si el juez de turno actúa como un simple sicario con toga. Espero que nadie se escandalice, pues todos conocemos a muchos que claramente están a sueldo de los diferentes partidos.

Y si después de todo, el supuesto corrupto es declarado inocente ¿Quién repara el daño sufrido y cómo?


Desde mi punto de vista, la única solución pasa por una Justicia independiente, que no la hay, y con los recursos necesarios para que  los casos no se eternicen, aunque entiendo que los partidos políticos nunca lo harán, pues irían en contra de sus intereses. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario