jueves, 3 de noviembre de 2016

Podemos: Lecciones de ética, acciones de la casta.

Aunque la vida política de Podemos es aún, relativamente corta, ya nos ha dado sobradas muestras de que ese mensaje que nos lanza atribuyéndose ser el paladín de la ética, es totalmente incoherente con el comportamiento de muchos de sus dirigentes, que se comportan como aquellos a los que critican y denominan “casta”. La ciudadanía empieza a tener la impresión, de que todo aquel dirigente podemita que ha tenido la oportunidad de trincar y corromperse, lo ha hecho.

Ahora le ha tocado al senador Ramón Espinar, quien ha especulado de forma vergonzante con un piso protegido. Primero le conceden la vivienda sin ser de Alcobendas; se la conceden a dedo gracias a los contactos de su padre; se la conceden sin tener ingresos suficientes para afrontar los pagos; paga los 50.000 euros de entrada gracias según el “a un préstamo familiar” de su padre, madre y abuela; teniendo en cuenta que su padre, el socialista Ramón Espinar, fue ex vicepresidente de Caja Madrid, y que está siendo juzgado por gastarse 180.000 euros con su “Tarjeta Black”, podemos pensar que es muy posible que con la entrada de la vivienda se blanqueara dinero de procedencia discutible.

Pero no termina ahí el asunto, nos dice el interesado, que al ver que no podía hacer frente a los pagos optó por revender la vivienda al precio máximo permitido y así ganar 20.000 euros. Mientras que otros adjudicatarios en su misma situación optaron por darse de baja de la cooperativa y recuperar lo entregado, este podemita especuló con una vivienda protegida y se lo llevó “calentito”. No soy el indicado para decir si lo que ha hecho este “prenda” es ilegal, lo único que sé “es que el asunto huele que apesta”.

La reacción de Podemos ha sido hacer piña con el “listillo” y hacerse las víctimas acusando a eso que llaman “la máquina del fango” de los medios. Hasta en esto se parecen a los viejos partidos.

Esto ya no es un caso aislado, recordar lo del negrero Echenique, quien no tenía dado de alta a un asistente; o de otro compañero que cobraba una beca de la Universidad de Málaga sin hacer el trabajo por el que se le pagaba. Como vemos, elementos todos ellos trincones a mas no poder.

Pero qué podemos esperar de un partido que fue una realidad gracias a la financiación que recibieron sus promotores del narco Estado venezolano, ese que no respeta en absoluto los DDHH, y de la teocracia iraní, ese régimen que cuelga a los homosexuales de las grúas.  Y es que si desde el inicio aceptas dinero manchado de sangre procedente de potencias extranjeras, ese hecho te marca para siempre.





No hay comentarios:

Publicar un comentario