lunes, 7 de noviembre de 2016

PSC: El gran cáncer del PSOE.

Acaba de decirnos el CIS, que de celebrarse ahora nuevas elecciones, el Partido Popular aumentaría su ventaja, Podemos sería el segundo partido más votado, y el PSOE se hundiría, un hundimiento que todos sabían y que posiblemente influyera en la decisión de la Gestora del PSOE de propiciar la investidura de Rajoy y así evitar acudir de nuevo a unas urnas que les auguraban lo peor. Con los datos del CIS, la alternativa de izquierdas al PP sería imposible.

Que el PSOE se encuentra en una terrible situación, es público y notorio, pero desde mi punto de vista, el gran cáncer es el de no haber sabido desligarse del PSC, partido que ha emprendido un camino que irremediablemente arrastrará al PSOE.

Se acaba de celebrar el Congreso de los socialistas catalanes, en él, Miquel Iceta se ha proclamado su primer secretario, y en la ponencia política que han sacado adelante, existen dos puntos auténticamente indigeribles para el PSOE, y que demuestran que el PSC jamás volverá a la centralidad política. En el 2003 tuvo 42 diputados autonómicos, ahora 16, y es que es lógico, la ciudadanía prefiere a los originales antes que a las malas copias.

El PSC apuesta por la locura del reconocimiento de Cataluña como nación y la estrategia de confluencia con Ada Colau, es decir, con la extrema izquierda populista.

Creo que ya va siendo hora, de que el PSOE concurra con sus siglas en Cataluña, con un mensaje socialdemócrata, constitucionalista y moderado. Estoy convencido de que si así lo hiciera, recuperaría mucho del voto perdido en tantos años de absurda deriva nacionalista.

La ciudadanía española, ya sea de izquierdas o de derechas, lo que busca en una opción política es fiabilidad, y este PSOE, con el PSC en su seno no la puede dar.


Eso que dice el PSC de “una nación dentro de un Estado plurinacional, una República federal que agrupe al conjunto de los pueblos de España”, suena a partidos de ultraizquierda de esos que lanzaban sus proclamas durante la Transición, pero un partido serio y de gobierno como el PSOE, no puede decir eso.



No hay comentarios:

Publicar un comentario