martes, 22 de noviembre de 2016

PSOE-PP: Esto pinta muy mal.

El PSE ha llegado a un acuerdo de gobierno con el PNV a espaldas de la Gestora del PSOE, la ha informado cuando todo estaba ya cerrado, discreción como argumentan no es clandestinidad, y esos barones socialistas que se las daban de tan españoles cuando se unieron para defenestrar a Pedro Sánchez, según lo declarado ayer, han realizado una bochornosa bajada general de pantalones.

El PSE admite que en el foro de trabajo creado con el PNV, van a hablar del derecho a decidir y del reconocimiento de Euskadi como nación, es decir, de los principales objetivos que tenía la banda terrorista ETA y que por intentar conseguirlos mató a un millar de inocentes, entre ellos muchos socialistas. Mas de uno se habrá revuelto en su tumba por ello.

De lo que los socialistas vascos ahora están dispuestos a hablar y negociar, es simplemente de si nos quitan a todos los españoles esa soberanía nacional de la que somos depositarios, ni más ni menos. Si la Gestora socialista no lo impide, el PSOE puede pasar en poco tiempo, de partido nacional y constitucionalista, a instrumento necesario para la destrucción de nuestra patria común.

Pero en el Partido Popular también están bajo mínimos. Ayer, nuestra vicepresidenta, Soraya Saenz de Santamaría, en vez de hablar en Cataluña de que nuestro Gobierno va a cumplir con su obligación de hacer cumplir las leyes en esa región española, dijo unas palabras vergonzantes apelando al acuerdo y la colaboración con los sediciosos. Incluso se ha atrevido a cambiar de delegado del gobierno, por lo visto, la Sra. Llanos de Luna era demasiado española y molestaba a los separatistas, ahora han nombrado a un nacionalista de UDC para que reine el buen rollo, que triste.

Cuando los dos partidos mayoritarios, en los que se supone se asienta principalmente el Estado de derecho, actúan así, la ciudadanía debe empezar a preocuparse. Somos muchos los ciudadanos que nos sentimos españoles y demócratas, por este orden, si los políticos nos fallan y son incapaces de salvaguardar la unidad nacional, afortunadamente siempre nos quedará nuestro Rey y las FFAA, garantes últimos de la unidad nacional y de la legalidad constitucional.

Aunque lo dicho por mí en este último párrafo sea políticamente incorrecto, estoy seguro de que muchos lo comparten.




No hay comentarios:

Publicar un comentario