miércoles, 23 de noviembre de 2016

Rita Barberá, muerta por linchamiento.

El corazón de Rita Barberá no ha podido seguir latiendo, no ha podido seguir soportando el linchamiento, mediático y político, de que ha sido objeto quien durante más de dos décadas fue alcaldesa de Valencia.

Pese a que oficialmente solo se la acusaba de blanquear presuntamente, la ridiculez de mil euros, y de que pese tras mirar con lupa toda su trayectoria parece demostrarse que no ha sido una política corrupta que se haya enriquecido con la política, pese a ello, ha sido objeto de uno de los mayores linchamientos políticos y mediáticos que se recuerda.

Sé que es difícil no dejarse arrastrar por la información intencionada que desde los medios se vierte machaconamente, pero lo cierto es, que mientras alguien como el socialista José Antonio Griñan, al que se le pide una pena de seis años, salía tan tranquilamente de su domicilio, delante de la casa de Barberá siempre habían periodistas metiéndole presión y personas intentando escrachearla.

La izquierda y sus tentáculos mediáticos han intentado destrozar a quien, durante años y años, les vencía en las urnas con mayoría absoluta, y lo han conseguido, han acabado con su vida. No obstante, desde mi punto de vista considero, que lo que más daño le ha hecho han sido las constantes puñaladas recibidas desde su propio partido.

Palabras como las de Alonso, Maroto o Samper refiriéndose despectivamente a ella, han demostrado  la catadura moral de quienes dicen son el futuro del PP.
No obstante, quiero dejar claro, que por el puesto que ocupaba Rita Barberá en el PP de Valencia es muy difícil creerse que no participara o tuviera noticias de la trama corrupta que allí operaba.

Cuando ganaba elección tras elección, todos querían hacerse fotos con ella, ahora, en el acto de inicio de esta Legislatura en el Congreso pudimos verla deambulando sola, tratada por los suyos como una apestada. Mientras que en el PSOE siguen manteniendo que los grandes capos de la mafia andaluza de los ERE, Chaves y Griñan, son inocentes, vemos cómo se las gasta el PP, vemos como no les importa dejar tirados a los suyos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario