miércoles, 28 de diciembre de 2016

El clan Pujol, detenido y encarcelado.



Como os habréis dado cuenta, este título es una inocentada, una inocentada que la mayoría de españoles decentes desearían que se convirtiera en una realidad, pero dudo que la clase política indecente que sufrimos esté por la labor.

El político más corrupto de este país, Jordi Pujol, y todo su clan familiar, disfrutan de una impunidad absoluta, y no hay Gobierno que se atreva a cumplir con su obligación, de cumplir y hacer cumplir las leyes, y meterlos en prisión de una puñetera vez.

Hoy mismo, un diario nacional ha publicado, que los Pujol, lejos de cesar en sus delictivos negocios, continúan con ellos a un ritmo frenético, y que por ejemplo, negocian abrir una red de “duty free” en África. Y eso lo hacen utilizando el dinero que nos han robado a todos los españoles en general, y en particular, a todos los catalanes saqueando sus arcas públicas.

Acaba de hacerse pública una encuesta, en donde los catalanes dicen que el mejor presidente que han tenido es Jordi Pujol, creo que eso nos debería hacer pensar, pues para ellos parece que si gobiernas mejor da igual que les robes. Lo mismo, si estuvieran ya en prisión, los catalanes no opinarían igual.

Si cualquiera de nosotros hubiera robado, la centésima parte que los Pujol, seguro que estaríamos entre rejas. Estamos ante un caso que mina la moral pública. Alguien debería atreverse a ir a la Justicia y denunciar al Gobierno de España por su temor a detener a Jordi Pujol y familia, pues por mucho dossier que pudiese hacer público tras su detención, es evidente que han cometido delitos graves.

Este año acaba, pero la política basurienta sigue perpetuándose y haciendo que nuestra democracia se degrade por días.

Eso sí, nuestro Gobierno se ha buscado una coartada para demostrarnos que hace algo. Ayer se detuvo a Joan Coma, concejal de las CUP en Vic, acusado de un delito de sedición, es decir, por incitación a desobedecer las leyes. Es curioso, actúan contra este indeseable, contra este pobre diablo, pero contra todos los que están por encima de él, esos que se pasan las sentencias judiciales y las leyes por sus bajos, contra esos nada de nada, qué vergüenza de Gobierno y de oposición, pues los demás tampoco mueven ni un solo dedo para pedir al Gobierno que cumpla con su obligación.




No hay comentarios:

Publicar un comentario