martes, 6 de diciembre de 2016

Estrellas y delincuentes fiscales.

Por todos es conocido, que las estrellas del fútbol y de otros deportes, tratan por todos los medios de pagar el mínimo de impuestos posible, por ello, contratan a bufetes internacionales de abogados para crear tramas que les permitan saltarse la ley del país donde “trabajan” y así pagar menos impuestos.

Hace pocas fechas, un grupo de importantes medios europeos, hicieron pública una información procedente de los ordenadores del bufete Senn Ferrero, especializado en asesoramiento personalizado en materia legal, fiscal y laboral de deportistas de élite.

Pese a que se desconoce cómo han llegado esos datos a esos medios, son de tal gravedad que la justicia y las agencias tributarias de los diferentes países deberían actuar de inmediato, aunque parece no estar por la labor.

Pero no, ha sido todo lo contrario, el bufete denuncia que esa información se la han sustraído ilícitamente, y el titular del Juzgado nº 2 de Madrid prohíbe publicar, tanto en papel como en digital, cualquier información relativa al caso denominado "Football Leaks”.

El juez afirma que se trata de información personal de carácter confidencial e investiga si ha podido ser interceptada o apropiada ilícitamente. Es decir, para la justicia, el delincuente es el que hace públicos los delitos y no el que los comete.

El juez se ha apresurado a declarar la causa como secreta, impidiendo de esa manera que se haga pública más información. No solo nos encontramos ante un ataque inaceptable a la libertad de información, que es la base de la democracia, es que además, dicho ataque se extiende a toda Europa.

Tengo el presentimiento de que manos ocultas tratan de preservar la impunidad de esas estrellas del fútbol que ganan mucho más de lo que merecen y les pagan a los países que los acogen convirtiéndose en evasores fiscales.




No hay comentarios:

Publicar un comentario