sábado, 24 de diciembre de 2016

Gracias por lo de ayer, Colau.

Lo que ocurrió ayer en la Cumbre Independentista, celebrada a instancias del presidente de la Generalidad, puede ser interpretado de muchas maneras, pero lo único cierto es, que Ada Colau nos hizo ayer un gran servicio a todos los españoles, pues con su postura dinamitó ese proceso imposible por la independencia.

Al mostrarse ayer Colau partidaria de pactar la consulta con el Estado, Puigdemont se vio obligado a rectificar sobre la marcha, convencido de que sin ese acuerdo con Madrid, dicha consulta tendría legitimidad cero a nivel internacional.

Por el contrario, ERC y las CUP dejaron claro que su hoja de ruta independentista es innegociable y que los catalanes deben decidir al margen de las instituciones del Estado. Por ello, entiendo que el paso dado por Ada Colau, ha cambiado por completo el escenario catalán.

Y es que el callejón hacia ninguna parte al que se dirigen los independentistas catalanes se les torna cada vez más estrecho. Su hoja de ruta se ha estancado, el Tribunal Constitucional anuló ayer el acuerdo del Parlamento catalán para disponer de una Hacienda y una Seguridad Social propias, al igual que anuló parte de la Ley catalana de Acción Exterior por invadir competencias estatales. Entre los independentistas hay cada vez más división, la falta de apoyo internacional es total, la debilidad económica les ahoga, fruto de la pésima gestión, hace a Cataluña cada vez más dependiente del Estado, recordemos que una buena parte del FLA es para ellos, lo que  hace que cada vez más catalanes vean como una auténtica locura lo que pretenden los independentistas.

Lo ocurrido en esa cumbre, podría tener como consecuencia que las CUP se opusieran definitivamente a apoyar las cuentas catalanas, y por ello, la situación podría llevar a unas nuevas elecciones, algo que podría ser aún más catastrófico para los ex convergentes, por ello, no creo que eso ocurra, no creo que Puigdemont y los suyos quieran suicidarse.

Por su parte, Ada Colau, tiene el mismo problema en el ayuntamiento de Barcelona, desconozco si la postura expresada ayer por ella podría tener alguna consecuencia a la hora de obtener apoyos dentro de los grupos municipales que están representados en su Consistorio.

No obstante, como español, le agradezco a Ada Colau lo que hizo ayer, aunque estoy seguro que lo hizo simplemente en clave de su futuro personal, a medio plazo seguro que despejamos dudas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario