martes, 27 de diciembre de 2016

Los medicamentos “basura” de Andalucía.



Quienes gobiernan la Junta de Andalucía, tuvieron en su día la idea de adquirir medicamentos mediante subasta, es cierto, que ese sistema lo declaró recientemente el “Tribunal Prostitucional” ajustado a derecho, pero ahora, el Defensor del Pueblo Español, afirma que rompe el principio de igualdad y deja a los pacientes andaluces en inferioridad de condiciones con respecto al resto de españoles.

Se supone que Andalucía es Europa y pertenece a un país occidental, pero mientras los europeos y resto de españoles acceden a medicamentos de calidad fabricados por laboratorios conocidos y contrastados, a los andaluces se nos proporcionan medicamentos fabricados en países asiáticos del Tercer Mundo, medicamentos que ni siquiera tienen permitida su venta en países occidentales por su baja calidad.

La Asociación de Farmacéuticos de Andalucía (Afaran), ha puesto el grito en el cielo, pues no entiende que un madrileño o un valenciano puedan tener acceso en la sanidad pública a medicamentos fabricados en Europa o EEUU, y que en cambio, a los andaluces solo se nos recete lo que nadie quiere en occidente.

Se da la circunstancia, de que un medicamento genérico de estos que se dispensan en Andalucía puede tener un efecto en el paciente hasta de un 40% menor que el original, además de que los excipientes que utilizan para abaratar el producto producen muchos más indeseables efectos secundarios en los pacientes.

No se puede consentir que de esta manera se esté jugando con la salud de los andaluces. Tras los brutales recortes de estos últimos años en personal y medios materiales en la Sanidad andaluza, ahora suman la prescripción de medicamentos “basura”. Están jugando con nuestra salud y la mayoría lo acepta sin proferir la más mínima protesta, parecemos una manada de borregos a la que la Junta de Andalucía conduce al matadero, y pese a saberlo, siguen por el camino que les marcan sin rechistar.

Es curioso, pero si no hay dinero ¿por qué en vez de recortar en nuestra salud, no recortan en estructuras políticas improductivas y prescindibles, o en ese gran pesebre de enchufados de la administración paralela? 




1 comentario:

  1. En mayo me recetaron un antibiótico. Me cobraron 4.95 euros, igual que el de cualquier otro laboratorio e incluso el de marca. Cuando fui a la revisión seguía teniendo infección. Conclusión: 5 euros tirados a la basura.

    Me han recetado hace poco Rabeprazol, un protector de estómago con el que me aseguraron que se me quitaría el dolor. Cuando voy a recogerlo resulta que tiene subasta y me dan el de un laboratorio indio que ha sido multado en Estados Unidos con 50 millones de dólares: 9.75 euros y me duele más el estómago que cuando no lo tomaba.

    Mientras tanto, los médicos atados de pies y manos, ya que antes el sistema tenía un fallo que les permitía seleccionar el nombre de un laboratorio al prescribir. Se dieron cuenta, cambiaron el programa y ahora tenemos que tragar con los medicamentos tercermundistas sí o sí.

    Mientras tanto nuestra presidenta sociaLISTA pregonando a los cuatro vientos que en estos dos años de subasta de medicamentos se han ahorrado 413 millones de euros a los pacientes andaluces. MENTIRA de Susana Díaz.

    ResponderEliminar