domingo, 11 de diciembre de 2016

PP, PSOE y Cs, conspiran contra nosotros.

No sé cómo denominar el síndrome que sufre el Partido Popular en lo referente a ese ansia que parecen muchos tener en reformar nuestra Constitución, una reforma en absoluto reclamada por los españoles.

Lo cierto es, que todo parece indicar, que el PP, el PSOE y Ciudadanos, pueden aprovechar la situación para llevar a cabo eso de convertir el prescindible Senado en lo que ellos llaman Cámara Territorial.

En la actualidad, los senadores son elegidos en sus dos terceras partes por los ciudadanos, siendo el tercio restante elegido por los parlamentos autonómicos. Si los del viejo bipartidismo y su asimilado, Ciudadanos, perpetran a espaldas de los españoles lo que parecen pretender, ni un solo senador será elegido por los ciudadanos españoles, ya que lo harán únicamente los parlamentos regionales, arrebatándonos una parte importante de nuestra soberanía.

Si tenemos en cuenta, que el Senado tiene capacidad de veto, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que con esta supuesta reforma promovida supuestamente por los partidos constitucionalistas, nos arrebatarían a los españoles la capacidad de decidir sobre nuestro futuro, pues decidirían los elegidos por los políticos en detrimento de los deseos de los que representamos la soberanía nacional.

Podemos, parece que se opondría a los deseos de los demás, y aunque sea por otros motivos, lo cierto es, que podría tumbar con su oposición los deseos de quienes a nuestras espaldas conspiran.

El Senado es totalmente prescindible, y su desaparición nos ahorraría mucho dinero que se podría destinar a otros importantes asuntos; el Senado, o se cierra o se deja como está, reformarlo a peor es absurdo, aunque muy apetecible para los partidos que quieren seguir manteniendo su chiringuito y para ese meritorio llamado, Ciudadanos.

Cerrar el Senado, a la postre significa, que unos cuantos parásitos dejarán de chuparnos la sangre a los españoles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario