lunes, 12 de diciembre de 2016

Pretenden apropiarse de la Justicia.




El ministro de Justicia, acaba de hacer un anuncio que de hacerse realidad, significaría el descabello de nuestra moribunda Justicia. Ahora el Partido Popular pretende perpetrar aquello a lo que se ha negado en repetidas ocasiones cuando lo proponía el PSOE.

En este país hay el doble de jueces que de fiscales, y Catalá ha proclamado la necesidad de que el fiscal se convierta en juez instructor. Teniendo en cuenta que los fiscales se deben a una jerarquia, y por lo tanto, a una obediencia, que tiene su origen en que al Fiscal General del Estado lo nombra el gobierno de turno, este asunto huele que apesta.

Estos auténticos jetas, nos dicen, que en otros países los fiscales son los que realizan la instrucción, lo que obvian es, que allí la Justicia es independiente, y que sus miembros ademas, son elegidos en las urnas y no designados como aquí.

Lo que el Gobierno pretende es, que además de tener una Justicia dependiente del poder político, poder controlar los casos de corrupción que les afecten, y por ende, poder chantajear a los partidos de la oposición utilizando la instrucción judicial como moneda de cambio para conseguir apoyos políticos a iniciativas gubernamentales de cualquier tipo.

Estamos ante un golpe de Estado del Poder Ejecutivo contra el Poder Judicial, y curiosamente, nadie dice nada, y no lo dicen, porque en el fondo todos aspiran a llegar al poder algún día y manejar la Justicia a su antojo.

Los que llevamos años reclamando una Justicia independiente, ahora nos encontramos con que se puede pasar, de una Justicia dependiente a una Justicia secuestrada por el Ejecutivo de turno.

En el periodo de instrucción se investiga, ahora se podrá dejar de investigar lo que conviene, e investigar al adversario por asuntos nimios y filtrarlo a la prensa, es solo un ejemplo. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario