viernes, 9 de diciembre de 2016

Soraya sonríe, Puigdemont aumenta el desafío.

La sonrisa de oreja a oreja que Soraya exhibía anteayer en Barcelona, reconozco que me sentó como una patada en los mismísimos. Su misión de desbaratar los planes de los independentistas sin coacción alguna, me suena a cachondeo. Pues esos separatistas que han, asaltado y secuestrado, el Estado de derecho en su comunidad, ya han demostrado en el ámbito de los hechos que no piensan dar marcha atrás.

El Gobierno de España no puede intentar camuflar su cobardía, diciéndonos que el conflicto necesita elevadas dosis de serenidad, contención, paciencia y prudencia. Que no se puede herir el orgullo de quienes se sienten agraviados por ultrajes inventados. Y el Gobierno de Rajoy, nos dice eso, cuando la mayoría de los españoles consideran que ya está bien de permitir que los sediciosos sigan pasándose la legalidad por sus partes nobles.

La respuesta de Puigdemont a la sonrisa de Soraya ha sido clara, ha convocado para el 23 de diciembre el “Pacto Nacional por el Derecho a Decidir”, algo muy lógico, pues ven al Gobierno más "blandito" que nunca y tienen la certeza, de que no impondrá la ley contra quienes la incumplen de manera flagrante.

¿De qué les sirve a esa mayoría de catalanes no independentistas, que ven como a diario son pisoteados sus derechos y libertades, esa decisión de los distintos miembros del Ejecutivo de Rajoy, de tener más “presencia” en Cataluña?

Nuestro país, España, está como está, por culpa entre otras cosas, de las sucesivas cesiones del bipartidismo a los nacionalistas, para así conseguir apoyos parlamentarios para sacar adelante los Presupuestos u otras cuestiones, ahora parece que este Gobierno pretende de nuevo, ofrecerles el plato de la cesión política con guarnición de “pasta”. Y esto podría suceder aún, sabiendo todos nosotros, que eso no soluciona nada, que es pan para hoy y mucho más hambre para mañana.


Dicen las malas lenguas, que si Soraya consiguiese que no se convocara la locura de la consulta independentista, podría ser la sucesora de Rajoy, yo más bien creo, que al que aplique el Art. 155 de nuestra Constitución y suspenda la autonomía catalana, los españoles le daríamos el poder durante muchos años.


No hay comentarios:

Publicar un comentario