miércoles, 22 de noviembre de 2017

Otros que sucumben al engaño federal.



Diez catedráticos de Derecho Constitucional y Administrativo, entre los que se encuentra, Francesc de Carreras, tras cuatro meses de trabajo, han firmado un documento en el que proponen reformar la Constitución de 1978 y poner al día el modelo territorial español, desde técnicas y soluciones federalistas, otros que sucumben al engaño federal.

Aunque el documento niega que la reforma “pueda hacerse pensando solo en Cataluña”, si seguimos leyendo observamos, que se recoge la sugerencia, defendida por “algunos miembros del grupo”, de incorporar a la Constitución una nueva Disposición Adicional que establezca un “régimen jurídico singular” para esa comunidad y una “relación bilateral” con el Estado, “siempre con el acuerdo del resto de comunidades y para aquellas cuestiones que no afecten al conjunto”. Parecen olvidar estas eminencias, que si hay relación bilateral ya no hablamos de federalismo, pues hablamos del injusto y antiigualitario confederalismo, y que ni se contaría con el apoyo del resto de las discriminadas CCAA, aparte de que eso de cuestiones que no afecten al conjunto es muy discutible.

Una supuesta federación española no puede ser el resultado de reformar nuestra Constitución, pues nuestra Carta Magna es obra de una nación soberana, por ello, el único cauce jurídico posible para llegar a una España federal nunca se produciría mediante el cambio de artículos en esta Constitución, sería necesario hacer una Constitución nueva, ya que implica un cambio de poder constituyente.

Los que nos dicen que federar es simplemente ponerle nombre a la descentralización que ya hay, nos mienten descaradamente, su afirmación no se puede aceptar por muchas razones. Quienes lo dicen nunca serían federalistas si el federalismo fuera lo que ellos afirman, autonomía con otra denominación.

Nos cuentan la milonga de que España es de hecho federal porque comparte con muchos estados federales el rasgo de la descentralización, quien nos lo dice quiere confundirnos a sabiendas. Por el camino de la descentralización extrema jamás se llega al país de la federación, a ese lugar solo se puede llegar mediante el pacto entre distintos que se federan.

Una nación que ya existe desde hace cinco siglos, como España, no puede pactar consigo misma absolutamente nada. La Federación implica que como mínimo debe haber dos entes distintos, ya que previamente hay que reconocer a alguien como “el otro”.

¿Que los federalistas nos digan la verdad? Para constituir la federación española es necesario que previamente se deshaga la nación española, porque en caso contrario sería imposible identificar a los sujetos de soberanía que pactan.

Por ello, si esto ocurre, si España deja de ser lo que ya es para hacerse federación, habrá retrocedido desde la unión basada en el Estado de derecho a la sociedad tribal, hablamos de un retroceso de siglos.

La propuesta de la España federal es una propuesta al servicio del separatismo, y no tengo la menor duda de que significaría acabar con los principios de igualdad y libertad que, en teoría, defiende la Constitución de 1978. Estos catedráticos parecen no entender, que los separatistas jamás aceptarían un modelo auténticamente federal, pues perderían autogobierno y deberían ser tratados en condiciones de igualdad con respecto al resto de CCAA.

Por ello afirmo, que la España federal sería solo aceptada como un primer paso que acercaría más a los separatistas a su objetivo, la destrucción de la Nación española.












martes, 21 de noviembre de 2017

Ciudadanos: Oportunismo y mentiras.



El Congreso de los Diputados, debatirá en trámite de lectura única, el próximo jueves, la nueva Ley del Cupo Vasco, a la que Ciudadanos presentará una enmienda a la totalidad. Los de Rivera, a lo que ayer callaban, hoy, por puro oportunismo político, se oponen.

Esta semana hemos podido oír a Rivera decir, para bochorno de los que  no sufrimos amnesia, que su partido es el primero que se va a oponer al Cupo Vasco. Este “listillo” oculta, que UPYD se opuso en el Congreso a esos privilegios denominados históricos en nuestra legislación, privilegios que disfrutan Navarra y el País Vasco, y que por supuesto, todos los partidos siempre se opusieron a recuperar la igualdad entre todos los españoles.

Es un hecho, que vascos y navarros, reciben más del doble de financiación que la media de comunidades de régimen común; es un hecho, que el gasto en Educación es un 35% superior a la media de comunidades de régimen común; es un hecho, que en Sanidad es un 20% superior a la media de comunidades de régimen común; y que en dependencia es un hecho también, que reciben un 40% más que la media de comunidades de régimen común.

Pero es que además, como ahora Rajoy necesita para aprobar los PGE al PNV, la infraestructura de alta velocidad vasca va a ser gratis total, esos extremeños que se manifestaban en Madrid contra su red ferroviaria decimonónica le pagarán a los vascos su AVE.

Y qué decir del disparate que supone el ajuste del IVA, el País Vasco es el territorio más industrializado, y el segundo más rico de España, y casi todo lo que fabrica lo vende fuera.

De nuevo, se cae en el error de siempre, pasta por votos. Desde Madrid se vuelve a lanzar el peligroso mensaje de que mientras más desleal seas, más dinero y ventajas se te dan. A este paso, en cada comunidad habrá un partido nacionalista. Lamentable.


lunes, 20 de noviembre de 2017

21-D: La batalla que se avecina.



Hoy se ha publicado en ABC, una encuesta de la prestigiosa empresa demoscópica GAD3, un sondeo electoral de cara a las elecciones autonómicas catalanas del 21-D.

La principal conclusión que se desprende de la encuesta, es que por fin los catalanes, se han dado cuenta de la importancia que va a tener, para sus vidas y para el futuro de los suyos, el resultado de estas elecciones. Incluso muchos de los que no iban a votar, de esos que estaban hasta el gorro de la política, parece que van a votar en masa. Se estima que más del 80% irán a ejercer su derecho a voto.

Las elecciones del 21-D, posiblemente sean “la madre de todas las elecciones” para los catalanes, todos los no independentistas se van a volcar para evitar que los separatistas sigan cargándose su futuro. Esta mayor participación beneficia claramente a los partidos constitucionalistas, pero pienso, que no lo suficiente.

No se puede ser muy optimista, pues los de Colau e Iglesias, comunes y podemitas, jamás apoyaran nada que pueda beneficiar a la Nación Española, y en el sondeo no los suman a los tres partidos separatistas.

También tengo que decir, que no veo al PSC apoyando a Ciudadanos, pues más bien propiciaría un gobierno de fuerzas de izquierdas. Por ello, no termino de ver un gobierno presidido por Arrimadas, un gobierno imposible sin el apoyo de los de Iceta.

Aquí, la pregunta del millón es si el gobierno autonómico resultante del 21-D va a respetar la legalidad, va a desmontar la tela de araña tejida durante décadas por los separatistas, va a acabar con el adoctrinamiento en las escuelas, va a permitir la educación en español, va a reconvertir a TV3 y resto de medios públicos, y muchas otras cosas. Yo sinceramente creo que no, que todo lo vivido estos días, de poco o nada va a servir por culpa de la cobardía y la incompetencia de nuestros dirigentes.