domingo, 31 de diciembre de 2017

Nefasto 2017, otro año perdido.

Si miramos atrás, este año que hoy termina ha sido nefasto, y digo esto, porque entiendo que cualquier Nación debe utilizar sus energías para ser cada vez más grande y que sus ciudadanos disfruten cada vez de más bienestar, aquí por el contrario, casi todas nuestras energías se han dedicado a gestionar ese cainismo al que parece estamos eternamente abonados.

Cataluña ha sido la gran protagonista de 2017, y lo ha sido, porque ni hemos tenido ni tenemos, un Gobierno capaz de hacer cumplir las leyes, de hecho, a los sediciosos, todos nosotros les hemos financiado sus desmanes, increíble pero cierto. A fecha de hoy, estamos mucho peor que antes, y Cataluña sigue siendo “territorio comanche” donde no está vigente el Estado de Derecho, ni se vislumbra que lo vaya a estar, para castigo sobre todo de la mayoría no independentista.

Ha pasado otro año, y ese pozo sin fondo que nos arruina, ese chiringuito de los partidos llamado Comunidades Autónomas, sigue en vigor para nuestra desgracia.

En 2017 se han acrecentado las desigualdades. Si ya se sabía que había CCAA de primera, de segunda y de tercera, ahora hemos constatado que dentro de los ciudadanos también hay divisiones de ese tipo, incluso hay los que pensaban que encontrando un trabajo mejorarían, se han dado cuenta que sieguen siendo pobres, y que al igual que los desempleados sin ingresos, ni siquiera pueden poner la calefacción para calentarse, porque en este país, las Eléctricas nos atracan a diario con permiso del gobierno de turno.

También hemos constatado, que la mayoría de ayudas y subsidios, ya no son para nuestros hijos, que esos fondos procedentes del dinero de nuestros impuestos, va en casi su totalidad a inmigrantes, a personas que jamás han contribuido al sostenimiento de nuestra sociedad. Esa es la realidad, vas a Hacienda y todo el público es español, vas a un Centro de Salud y hay muchos inmigrantes. Es triste reconocerlo, pero no nos dan nada, solo nos quitan, nos lo quitan a nosotros y a nuestros, en muchos casos necesitados hijos. Un país serio, debe defender sus fronteras y no admitir que nadie las traspase ilegalmente, y la inmigración legal debe estar vinculada a si hay trabajo o no, eso es lo que pienso, y lo digo como hombre libre que soy.

Y qué decir de las muertes constantes de mujeres a manos de sus descerebradas parejas, todo el castigo para los culpables, pero también, para quien denuncia en falso o quien le aconseja que lo haga. La injusta ley llamada de “Violencia de Género” es corresponsable de la enorme cantidad de muertes que se están produciendo, de eso no tengo ninguna duda. Vaya negocio que tienen montado a costa de tanta muerte los “lobbys feministas”, lo han convertido en una industria super rentable ante la que los diferentes partidos políticos se someten sin atreverse a rechistar.

Terminaré diciendo, que los líderes políticos, un nuevo año nos han demostrado que siempre persiguen su interés personal y el de su partido, aunque sean contrarios al interés general, y así nos va. De hecho, también hemos seguido constatando, que no solo los partidos políticos no quieren acabar con la corrupción, si no que ponen trabas a la justicia y protegen a los corruptos.

Frente a esta triste realidad, unos cientos de blogueros sin amo, ponemos todos los días por escrito lo que pensamos, dando igual que pensemos diferente, porque lo importante es que denunciemos lo que ningún medio denuncia, somos los que nos negamos a ser subyugados, a pasar por el aro, aunque sí que es cierto que a veces nos sentimos con la fuerza de un grano de arena en una gran playa.

Pese a mi desolador balance de 2017, os deseo a todos, que en 2018 intentéis ser lo más felices posibles, yo al menos lo intentaré.






viernes, 29 de diciembre de 2017

La Sanidad andaluza vuelve a matar.

El caos en la Sanidad andaluza está llegando a cotas impensables solo hace unos años, de nuevo, en un hospital, en este caso, en las urgencias del San Juan de la Cruz de Úbeda, donde una señora agoniza y muere tras 12 horas, abandonada y olvidada en una camilla.

Aurelia, tenía solo 64 años, y el 21 de diciembre se indispuso en la Residencia de Mayores de Quesada. Por orden médica, una trabajadora de la residencia la llevó a las urgencias hospital de Úbeda, y tras dejarla en una camilla, volvió a su puesto de trabajo.

Desde las dos de la tarde, Aurelia estuvo sola, la llamaron por megafonía, pero entre que entiende mal es español al ser rumana y a su mal estado de salud, nunca atendió la llamada. Aurelia, agonizó y murió, sola y olvidada por quienes tenían la obligación de atenderla y protegerla.

Para más desgracia, se produjo el cambio de turno, y ya dejaron de llamarla, se olvidaron de ella por completo.

El caos de la Sanidad andaluza es casi absoluto, y si esto no revienta es simplemente por los grandes profesionales que trabajan en ella. Ya está bien de gestores políticos incompetentes puestos a dedo cuya misión es únicamente la de ocultar la falta de recursos.

A los pesebres socialistas jamás les falta pienso, a las legiones de enchufados de su administración paralela, tampoco, en cambio, a la Sanidad, a la Educación, y a todos los servicios básicos que se les da a los ciudadanos, el PSOE y su socio en la sombra, Ciudadanos, no tiene el más mínimo problemas en aplicar recortes que cuestan vidas, como la de Aurelia.

Susana Díaz y su gobierno, no se enteran, que cada vez más hay muchas personas que acuden solas a las urgencias y que tienen que tener trabajadores suficientes para atenderlas, y esto sucede, porque cada vez más personas viven solas, y no todas tienen familiares dispuestos a acompañarlas, o simplemente no los tienen. Para ellas, ir a urgencias no puede convertirse en una película de terror.





jueves, 28 de diciembre de 2017

Podemos: Anticristiano y proterrorista.

Se volvió a reunir ayer en la sede del Ministerio del Interior, el Pacto Antiterrorista, donde el Gobierno anunció una batería de reformas y de medidas legislativas de cara a mejorar la eficacia en la seguridad y en la lucha contra el terrorismo. Las medidas fueron apoyadas por el PP, PSOE, Ciudadanos, UPYD, UPN y PAR.

A Podemos, incomprensiblemente, se le permitió acudir en calidad de observador. Ya dijo Pablo Iglesias hace más de dos años que está en contra del endurecimiento del Código Penal, algo que no nos debe de extrañar, pues una parte de sus cargos públicos han delinquido, y gozan de gran apoyo, no solo entre antisistemas, si no entre todos aquellos que no respetan las leyes.

Y digo que es incomprensible que se les invite, al igual que lo es que participen en la Comisión Parlamentaria de Secretos Oficiales, pues no se puede invitar a un zorro a una reunión donde se decide cómo proteger a las gallinas. Creo que se entiende.

Podemos vuelve a menospreciar a la religión católica. Esta vez lo ha hecho con un calendario de sus “Santas Patronas” en el que equipara a mujeres célebres con santas. La aviadora Mari Pepa Colomer o Dolores Ibárruri “La Pasionaria”, esa criminal que en el Congreso de los Diputados comunicaba a sus adversarios que iban a ser asesinados., son parte de las doce figuras femeninas que quedan representadas en el calendario.

Con este calendario califican de santas a las mujeres que aparecen por propia decisión del partido. El partido de Iglesias lo califica como “un santoral laico e íntimo, revolucionario y vanguardista”.


Podemos, pretende desterrar la religión de todos los espacios posibles, aunque en realidad lo que pretende es desterrar a la religión católica. Carolina Bescansa, dirigente y diputada de Podemos, defendió que los espacios públicos en general y la universidad pública en concreto no deben “ceder espacios gratuitamente” a ninguna religión. Concretamente subrayó que Podemos apuesta por ubicar la religión en el ámbito privado, que es donde, con “el máximo respeto a la diversidad religiosa”, entienden que “tiene que estar”. Y esto lo dicen, mientras se licúan con la otra religión. No puedo olvidar a la Colau, felicitó el Ramadán a los musulmanes, y en cambio, se negó a felicitar la Navidad a los barceloneses católicos.


miércoles, 27 de diciembre de 2017

Lujo para ellos, basura para los nuestros.

Tras el escándalo que se ha producido por el menú de nochebuena que se les sirvió, a los policías y guardias civiles, que permanecen hacinados en dos barcos atracados en el Puerto de Barcelona. Zoido, nuestro ministro del Interior, ha tomado la apresurada decisión de ordenar su vuelta a sus destinos.

Lo cierto es, que mientras a nuestros agentes se les servían espaguetis con algún que otro mejillón, bacalao frito, croquetas, filetes con puré y ensalada de aspecto desagradable; en la cárcel de Estremera, los separatistas presos disfrutaron de un menú de auténtico lujo compuesto por, ensalada con espárragos y palitos de cangrejo, entrecot y profiteroles con nata, todo con una presentación y un aspecto cuidado. Hechos que han hecho estallar a nuestros agentes a través de sus sindicatos.

Pero lo más lamentable han sido los motivos que ha dado Zoido para el repliegue, volviendo a la cantinela de que la normalidad ha vuelto a Cataluña. Y eso lo dice, justamente cuando la Fiscalía cita a trece profesores de un instituto de Barcelona por hostigar a alumnos que son hijos de guardias civiles.
Para este acomplejado Gobierno que padecemos, volver a la normalidad es que siga sin estar vigente el Estado de Derecho, es que sigan sin cumplirse las sentencias en general, y en materia lingüística en particular, es que se sigan pisoteando los derechos y las libertades de los catalanes no independentistas. Y luego se quejan de su constante hemorragia de votos.

Los independentistas son mayoría en el nuevo Parlamento catalán, y si vuelven a gobernar, aunque no vuelvan a declarar la independencia, seguirán pasándose por el forro, la Constitución y resto de leyes. El Gobierno lo sabe y no piensa hacer nada para revertir la situación, ni siquiera con el 155 se ha atrevido a meterle mano al asunto. ¿Pero que hemos hecho los españoles para merecernos a estos políticos?





martes, 26 de diciembre de 2017

Susana intenta blanquear a sus dos capos.

Mientras está pasando bastante inadvertido el juicio de los ERE, esa “causa general” contra la socialista Junta de Andalucía por montar una gran trama para saquear las arcas públicas andaluzas. Mientras eso ocurre, Susana Diaz, presidenta de Andalucía y secretaria general del PSOE andaluz, está decidida a rehabilitar la erosionada imagen de sus dos “padres políticos”, y me refiero, a Chaves y a Griñan.

Susana insiste en todas sus declaraciones, que ambos son honestos y decentes, y que nadie ha podido demostrar que se hayan llevado un solo euro, pero claro, obvia que la responsabilidad es también la de vigilar que no se saqueen las arcas públicas, aunque en este caso el dinero haya ido a parar a amiguetes del partido, y por supuesto, nadie puede demostrar que parte de ese dinero no haya retornado por otro medio a quien tan alegremente lo regaló.

Contrasta la actitud actual de la presidenta andaluza con la que tuvo antes de su investidura, por entonces les exigió a los dos jefes de la mafia socialista que entregaran sus actas al haber sido imputados.

Que Doña Susana nos diga ahora, que sus dos antecesores han recibido ataques salvajes y juicios mediáticos, debería sonrojarla, pues su partido es experto, tiene sobrada experiencia en linchar a políticos inocentes y cebarse en ellos hasta arruinarles la vida, la política y la otra.

No debe extrañarnos que los defienda, pues ella es heredera de su manera de gobernar, esa que consiste primeramente en tener los pesebres de los suyos llenos, aún a costa de que los andaluces vean como los servicios públicos básicos que reciben sean cada vez más precarios.

La juez Mercedes Alaya, hizo un gran trabajo, pero quien la sustituyó se dedicó a destrozar todo lo hecho por su antecesora, por ello, mucho me temo, que de los graves delitos cometidos, muchos quedaran impunes, y que sus responsables se irán de rositas, o casi.





lunes, 25 de diciembre de 2017

Prosigue la “Venganza Histórica”.

La Diputación de Badajoz ha amenazado a 70 municipios de no seguir recibiendo subvenciones si no eliminan del callejero nombres de supuestos “alcaldes y cargos franquistas” en cumplimiento de la Ley de Memoria (Venganza) Histórica que promulgó el gobierno socialista de Zapatero.

Ante el miedo a perder los fondos, el ayuntamiento socialista de Badajoz, va a quitarle el nombre de una calle a una víctima asesinada por un militante socialista años antes de nuestra Guerra Civil. En nombre de una ley injusta, se están cometiendo atropellos sin que nadie se atreva a piar. La arbitraria Comisión de Expertos que ha confeccionado la lista de nombres a quitar actúa desde el más absoluto sectarismo, algo indecente.

Hablamos de Juan Jara, un panadero de Zalamea de la Serena que fundó la Falange en su pueblo, y que fue asesinado de un tiro en la nuca por un militante del PSOE que le había increpado por pegar carteles. Su asesino se apostó cerca de su casa y cuando se disponía a entrar en ella le pegó el tiro por la espalda.

El crimen se cometió el 3 de diciembre de 1933, tres semanas después de las elecciones que ganó la conservadora CEDA y en las que consiguió un escaño, José Antonio Primo de Rivera, por un partido legal, Falange Española de las JONS.

Cada día estoy más seguro, de que la llamada Ley de Memoria Histórica, se ha convertido en un instrumento pernicioso que ha destrozado el espíritu de perdón y reconciliación de la Transición, y que agita a diario los fantasmas de la guerra entre los españoles.

Mientras que a víctimas de los llamados por entonces “nacionales” se le retiran sus nombres de las calles, simplemente porque la izquierda de hoy los sigue considerando sus enemigos, podemos observar como en muchos municipios españoles tienen calles a su nombre conocidos criminales y hasta genocidas de los llamados por entonces “rojos”. No consigo entender que nadie se oponga a semejantes decisiones.

Mientras no terminemos de entender que en ambos bandos, que en ambas Españas de entonces, habían buenos y malos, víctimas y verdugos, jamás se superará nuestro pasado relativamente cercano.





Tenemos un gran Rey.

Nuestro Rey nos transmitió anoche sus mejores deseos para el año 2018, en nombre de su familia y de la Casa Real.

Afirmó, que 2017 ha sido un año difícil para nuestra Nación, para nuestra vida en común, sobre todo por la situación en Cataluña. Pero que también ha sido un año en el que los españoles seguimos comprometidos con la democracia que juntos hemos construido.

Alabó el régimen surgido de la Transición, pues hemos conseguido hacer realidad un país nuevo y moderno, un país entre los más avanzados del mundo, un país que es una parte esencial de una Unión Europea con la que compartimos objetivos y una misma visión del mundo. Afirmando que “a lo largo de todos estos años de convivencia democrática, los derechos y libertades, el progreso y la modernización de España, y también su proyección y relevancia internacional, han ido de la mano”.

Añadiendo “algo que ha sido posible, gracias a una España abierta y solidaria, no encerrada en sí misma; una España que reconoce y respeta nuestras diferencias, nuestra pluralidad y nuestra diversidad, con un espíritu integrador; una España inspirada en una irrenunciable voluntad de concordia”.

También dijo Felipe VI que “lo que juntos hemos construido es la historia de un gran triunfo de todos los españoles. Una España a la que no debemos renunciar, que debe ilusionar y motivarnos, y que debemos seguir construyendo, mejorándola, actualizándola, sobre la base sólida de los principios democráticos y los valores cívicos de respeto y de diálogo que fundamentan nuestra convivencia”.

Dejó claro que “España es hoy una democracia madura, donde cualquier ciudadano puede pensar, defender y contrastar, libre y democráticamente, sus opiniones y sus ideas; pero no imponer las ideas propias frente a los derechos de los demás”.

Recordó que “hace unos días, los ciudadanos de Cataluña han votado para elegir a sus representantes en el Parlamento, quienes ahora deben afrontar los problemas que afectan a todos los catalanes, respetando la pluralidad y pensando con responsabilidad en el bien común de todos”.

Su discurso tuvo una importante carga social, reclamó puestos de trabajo estables, así como de la obligación de afrontar la desigualdad y las diferencias sociales. Exigió que se sigan tomando las medidas necesarias para erradicar la corrupción, para que los ciudadanos puedan confiar plenamente en la correcta administración del dinero público.

Le dedicó bastante tiempo a reflexionar sobre la violencia que sufren las mujeres “una lacra inadmisible que nos hiere en nuestros sentimientos más profundos y nos avergüenza e indigna”.

Y terminó su discurso con lo siguiente “Sintámonos, sin complejos, orgullosos de todo lo que hemos conseguido porque es mérito de todos; confiemos en lo que siempre nos ha unido, en lo que somos, tal y como somos, y sobre todo en lo que podemos alcanzar juntos con una fe firme en nuestras convicciones y en nuestras capacidades. Si seguimos por ese camino, si lo hacemos así, y con todas nuestras energías, yo estoy convencido de que el año que viene –y los que vendrán después– serán mucho mejores. Sin duda”.

Don Felipe pronunció, sin duda, un excelente discurso, y nos dejó claro que tenemos un gran Rey, un monarca sin mácula alguna desde que fue coronado, un Rey que se preocupa por su pueblo y da toques de atención a quienes nos gobiernan.

Al final, si analizamos sus palabras, sus palabras fueron una gran carta a los Reyes Magos. Una pena, que los políticos del Gobierno y de la oposición, no estén a la altura.





domingo, 24 de diciembre de 2017

Puigdemont y dos millones de locos.

A pocos se les escapa, que después de Reyes, es cuando se va a ver realmente el alcance del resultado electoral en la economía catalana. No hay que ser ningún lince, para ver que la desbandada de empresas va a ser muy importante, pues las que no lo tenían claro, ahora lo tendrán clarísimo. La certidumbre y la seguridad tan necesarias para un mercado, pueden tardar décadas en volver a Cataluña.

Esos dos millones de alocados y “suicidas” catalanes, que se mantienen pétreamente apoyando a los partidos separatistas, muchos de ellos, van a sufrir en sus carnes la pérdida de su puesto de trabajo, aunque seguro que les convencen de que la culpa la tiene España. Además, para eso tienen a 100.000 activistas a sueldo del independentismo pagados por Montoro.

Cataluña vive una situación imposible. Puigdemont quiere volver a ser presidente, y para ello, cuenta con los votos de sus antiguos socios, ERC y las CUP, pero si no le dan garantías de que no va a ser detenido, está dispuesto a ejercer como presidente desde Bélgica. Puigdemont está en un callejón sin salida jurídico, pues para presentarse a la investidura tiene que estar físicamente en el Parlamento de Cataluña para exponer su candidatura. Lo mismo hasta se presenta a la investidura un parlamentario de paja, Elsa Artadi,  es elegida, y durante años, el gobierno catalán se reúne en Bruselas, tiempo al tiempo.

El plazo máximo para formar el nuevo parlamento es el 23 de enero, y hasta diez días después para que se celebre el primer debate de investidura. Pero es que no es solo eso, además, 19 parlamentarios catalanes de los partidos separatistas, y uno de Podemos, están imputados por rebelión o desobediencia.

Pero no nos equivoquemos, a esta situación nos han llevado las prisas de Rajoy por convocar unas elecciones que nunca debieron convocarse, espero que algún día, Mariano Rajoy, nos explique, qué objetivo pretendía conseguir al convocarlas con tanta urgencia, pues los resultados están ahí a la vista de todos, la crisis aún más complicada que antes y su partido, el PP catalán, destruido.




sábado, 23 de diciembre de 2017

Sevilla: Podemos se instala en el ridículo.

El escudo de Sevilla, ha sido sometido a una revisión en el ayuntamiento para su aprobación oficial, ya que hasta ahora no tenía este carácter administrativo y, aunque cuenta con varios siglos de historia, nunca había sido reconocido institucionalmente, por ello, el actual equipo de gobierno municipal inició el proceso para asumirlo como emblema oficial de la ciudad.

En el consistorio hispalense, Podemos tiene el nombre de Participa Sevilla, y ha presentado alegaciones para cambiar el histórico escudo, el símbolo heráldico de la ciudad.

Para los podemitas sevillanos, “el escudo representa la guerra, es excluyente con otras religiones, y además, es franquista”, y lo han soltado sin sonrojarse.
Para estos tipos, “la espada que sostiene San Fernando, es bélica, expresa violencia, por ello, debe ser retirada del escudo, pues representa una violencia que fue brutal en la conquista de Sevilla y derivó en limpieza étnica”.

Manifiestan que el escudo es solo para los católicos, por lo que vulnera principios constitucionales, pues aparecen santos y arzobispos de una religión determinada, alucinante.

Afirman que el escudo es franquista, manifestando que “todos los títulos otorgados a la ciudad de Sevilla lo fueron por monarcas autoritarios o dictadores, ninguno de ellos elegidos democraticamente”, olvidando que en esos tiempos la democracia no se había inventado todavía.

Y por supuesto, nos dicen que el escudo no se ajusta a la Ley de memoria Histórica.

Podemos, no solo pretende reescribir la historia de la II República, la Guerra Civil y la Dictadura, por lo visto, también lo quiere hacer desde el inicio de la Reconquista. Desde mi punto de vista, simple y llanamente “están zumbaos”.




viernes, 22 de diciembre de 2017

La ineptitud “cum laude” de Rajoy.

Ayer se pudo constatar, que Mariano Rajoy se ha estrellado en Cataluña, como fruto de haber tomado decisiones erróneas. Decidió recurrir al 155, amagó con aplicarlo, pero no lo hizo, y encima, tomó la decisión de convocar de manera apresurada unas elecciones que han terminado como “el rosario de la aurora”. Antes, Cataluña y España tenían un gran problema, ahora, gracias a Rajoy, el problema es descomunal.

Inés Arrimadas ganó las elecciones, pero su victoria es más moral que otra cosa, pues no le sirve para gobernar. Pero los partidos constitucionalistas en general, y Ciudadanos en particular, han fracasado rotundamente. El trasvase de votantes independentistas a los partidos constitucionalistas, ha sido imperceptible, Ciudadanos ha mejorado quitándole votos al PP y recibiendo el de los que hasta ahora habían sido abstencionistas.

Debemos de mentalizarnos de una vez, que tras cuatro décadas de Educación tóxica y de medios de comunicación tóxicos, la mitad del pueblo catalán que da su confianza a los independentistas, ni es un pueblo democrático ni libre, pues es incapaz de ver la realidad de lo que pasa. Son suicidas sin saberlo.

Cataluña estaba hundida económicamente, desde hoy, la fuga de empresas va a ser la constante, esa rica y próspera tierra de antaño se va a convertir en poco tiempo en un erial, aunque a media Cataluña parece darle igual.

Ahora, a ver como resiste Rajoy la presión internacional cuando Puigdemont vuelva, lo detengan, y pretenda ser de nuevo presidente. A ver que conejo se saca de la manga nuestro aún presidente. Y qué decir, de esos que están en la cárcel y pretendan votar en la investidura junto a los ahora prófugos. Todo un problema de difícil solución.

Rajoy, con su empeño en que se celebraran estas elecciones, lo que ha precipitado, ha sido el final del Régimen del 78, la muerte de la Transición. La única reforma constitucional posible, si lo que se pretende es defender la continuidad de la Nación española, es la de recentralizar el Estado, acabar con ese chiringuito corrupto parasitado por los partidos políticos llamado “autonomías”, e ilegalizar a los partidos independentistas.

Ya está bien de seguir hablando de defender la Constitución, mejor hablemos de defender la Nación, pues la Constitución pueden pretender modificarla los enemigos de la Nación para destruirla. Para que haya democracia y Constitución, para que sigamos disfrutando de nuestros derechos y libertades, necesitamos una Nación, no lo olvidemos.

No olvidemos, que las naciones son destruidas por sus enemigos, porque los que tienen la obligación de defenderlas, no las defienden.




jueves, 21 de diciembre de 2017

21-D: Bochornoso día de reflexión.



Tras la aplicación del Art. 155 se suponía, que el Gobierno de España tenía la obligación de garantizar que en Cataluña se respetara el día de reflexión, y también se garantizara, que los catalanes puedan votar hoy con total seguridad, sin que ningún energúmeno separatista les amedrante, ni en las calles ni en los colegios electorales.

Todo ha empezado mal, pues ayer, por una parte, TV3 hizo campaña en favor de ERC haciendo públicos sondeos electorales en un día en el que estaba prohibido; Puigdemont no se cortó un pelo y pidió el voto desde Bélgica; y lo más grave, a Inés Arrimadas, cuando caminaba por una calle de su barrio en compañía de su esposo, se la intimidó, se la coaccionó, y hasta le gritaron “cerda fascista”.

Como vemos, antes del 155 no estaba en vigor el Estado de Derecho en Cataluña, y después, tampoco.

Los partidos separatistas han hecho trampa el día de reflexión, y hoy, en el día de la votación, es de suponer que también las harán. De entrada, los partidos constitucionalistas, pese a contar con la inestimable ayuda de Sociedad Civil Catalana, no van a poder vigilar todas las mesas electorales, no van a disponer de un interventor o apoderado en cada mesa.

El Ministerio del Interior, tiene desplegados hoy a 17.000 agentes, aunque desconozco dentro de esa cifra cuantos policías nacionales y guardias civiles hay, y cuantos “comanches”, es decir, Mozos. Es de suponer, que hoy la chusma independentista no utilizará la violencia abierta, más bien intentará intimidar y perseguirá el fraude electoral.

Lo de ayer y lo de hoy, es el resultado de una decisión equivocada de un presidente que jamás tuvo que convocar unas elecciones con tanta premura sin desmontar antes el chiringuito separatista. Y ahora, a esperar resultados y a ver que hacemos mañana con el problema no resuelto.


miércoles, 20 de diciembre de 2017

El PSOE quiere profesores “sin cultura”.



La Conferencia Sectorial de Educación, aprobará hoy la modificación del real decreto de acceso a la función pública docente, una normativa que regula la oferta de empleo público que ha convocado el Gobierno, y que puede alcanzar las 150.000 plazas en los próximos tres años.

Como es lógico, el Ministerio de Educación, exigirá aprobar un examen de cultura general para superar las oposiciones a profesor, prueba indispensable para pasar a la fase siguiente. Pero aquí surge el problema, el PSOE está en contra de que la falta de cultura general sea un obstáculo para los profesores, y pretende, que aunque se suspenda, se pueda conseguir la plaza, algo inaudito pero que es la posición que también mantienen los sindicatos. Por ello, el Gobierno solo contará con el Apoyo de las CCAA en las que gobierna y Cataluña.

Me he preocupado en averiguar qué tipo de preguntas de cultura general hacen a los profesores, y reconozco que he alucinado. Son preguntas que cualquier bachiller superior de hace 45 años como yo, responderíamos sin pestañear, pero que por lo visto muchos de los profesores de ahora no saben. Significado de palabras, autores de la generación del 98, provincias por las que pasa un río, nombres y ubicación de CCAA. Desde mi punto de vista, si no tienen cultura y los conocimientos que ello conlleva, deberían dedicarse a otra cosa.

Y luego nos extrañamos, que los socialistas, en las CCAA donde gobiernan, pretendan que los chavales pasen de curso con suspensos. La izquierda siempre ha apostado por la mediocridad en la Educación, espero que algún día vean la luz y se decidan a apostar por el mérito y la excelencia, porque si no es así, en este globalizado y competitivo mundo en el que nos ha tocado vivir, no tendremos la más mínima oportunidad de triunfar.