domingo, 8 de enero de 2017

Esperpentica transición Obama-Trump.

La transición Obama-Trump se ha convertido en un esperpento. Barak Obama y los demócratas, han demostrado no saber perder y están haciendo un espantoso ridículo con su invento de la conspiración, su rabieta obedece simplemente a que no respetan ni aceptan la democracia cuando ellos no ganan.

Incluso acaban de elaborar un informe las agencias de inteligencia y seguridad norteamericanas, evidentemente dirigidas por hombres de confianza de Obama que saben que van a ser fulminados por Trump, en donde aseguran que la supuesta injerencia rusa tenía como objetivo reducir las posibilidades de victoria de la candidata demócrata.

Y esto lo dicen los demócratas, quienes han utilizado la casi totalidad de los medios de comunicación, tanto norteamericanos como del resto del mundo, para presentarnos a Trump como la reencarnación del mal. Pero el pueblo norteamericano ha sido inteligente, ha decidido echar a los demócratas del poder y confiar en un empresario que mejor que nadie conoce los valores que hicieron grande a su país, los que a él le han llevado al éxito.

Durante la campaña electoral norteamericana he oído muchas conversaciones al respecto protagonizadas por gente de la calle, en todas ellas hablaban de Trump con desprecio, evidentemente “la caja tonta” abduce a todo aquel que es incapaz de filtrar la información que recibe, posiblemente por su falta de formación.

Que haya complicidad entre Trump y Putin, puede ser muy bueno para el mundo, pues eso facilitará la resolución de los conflictos. Obama en política internacional ha sido un auténtico desastre,  Siria, Israel, Cuba, Irán, Donald Trump ha dicho que la va a rectificar, eso espero.

Obama ha sido el “Zapatero norteamericano”, su mandato ha significado un rotundo fracaso, ha debilitado peligrosamente a su país internacionalmente. A la vez, Putin al frente de Rusia ha realizado una política exterior eficaz y sin complejos, que nada tiene que ver con esa política cobarde y acomplejada de la Unión Europea.

Termino diciendo, que cuando Reagan fue elegido, muy pocos confiaban en él, pero después se convirtió en el mejor presidente de la historia reciente de su país, lo mismo Trump se olvida de los impulsos, se piensa tres veces las cosas antes de hacerlas, y no defrauda a quienes han confiado en él.




1 comentario:

  1. Yo también creo que la llegada de Trump va a suponer un revulsivo muy positivo para EEUU. Y mira que con estas palabras me "retrato" ante una opinión pública aquí en España que se empecina en que Obama era un santo y que Trump es un criminal.

    Desde luego lo que a mí me llamó la atención es que pese a tener todos los medios Obama y poder tocar todos los hilos para hundir a Trump, sólo se le haya podido sacar asuntos sobre declaraciones de tipo sexista. Bien, es un "bocas", pero el que haya metido EN EL PASADO la pata no implica que no pueda llevar a cabo una adecuada gestión del país.

    Y que no me vengan con moralidad... para eso, el marido de la Hilaria, el recordado Bill Clinton y sus desahogos con Mónica Lewinsky.

    Por lo pronto la industria automovilística empieza a despegar en EEUU con las inversiones de FIAT/CHRYSLER y de FORD ante la amenaza de aplicar aranceles... ¿Cuando haremos lo mismo en España?

    Hay una gran mafia en las oligarquías que han invertido muchísimos millones en China y que quieren seguir con la reducción al mero papel de consumidores al que están relegando a la sociedad occidental. Y no van a permitir que gente que quiera levantar a su país pueda hacerlo.

    Incluso me entristecería mucho que hubiese un nuevo magnicidio en EEUU. Pero dado lo que hay en juego, no lo descarto. Muy bien deberá jugar Trump sus cartas para mantener contenta a esa oligarquía y a la vez dar esperanza de futuro a los ciudadanos americanos.

    ResponderEliminar