lunes, 9 de enero de 2017

Infame politización del Constitucional.



El Tribunal Constitucional va a renovar cuatro plazas, entre ellas, la presidencia y la vicepresidencia. De nuevo la ciudadanía va a presenciar el obsceno espectáculo de ver como los dos grandes partidos nombran a los suyos para formar parte de un alto tribunal que debería ser independiente y que lo tienen prostituido los partidos políticos.

Las cuatro plazas vacantes corresponden al cupo del Senado, por ello, los elegidos deberán contar con el apoyo de las tres quintas partes de la Cámara.

A lo largo del tiempo, hemos asistido a vergonzosas batallas entre PP y PSOE, empecinados en imponer a los suyos, algo lamentable si pensamos que el Tribunal Constitucional dirime desde la constitucionalidad de las leyes hasta conflictos institucionales. Aunque lo mismo ahora, los dos viejos partidos llegan a un acuerdo para repartirse la tarta sin que haya sangre. De hecho, el Partido Popular propone a un ex diputado suyo, Andrés Ollero, como candidato a presidirlo, una auténtica golfada.

Nos cuentan, que el Tribunal Constitucional es un pilar clave en nuestro Estado de Derecho, pero lo cierto es que conforme pasa el tiempo su desprestigio bate records.

Mi opinión es que el TC debería desaparecer y sus funciones ejercerlas una Sala específica del Tribunal Supremo, para que queremos pagarle, sueldo y prebendas, a sicarios con toga que solo defienden los intereses  de quienes los han sentado en el sillón que ocupan. El Tribunal Constitucional se ha convertido en un pesebre más donde los partidos les pagan a los suyos por los servicios prestados, por eso le llamo desde hace tiempo “Tribunal Prostitucional”.

Sin recuperar la independencia de la Justicia, no hay regeneración que valga, y eso lo saben perfectamente. 


1 comentario:

  1. Hola, que tal, un saludo. A lo largo de mi vida, ya sobrepasada la esquina de los setenta y como el tema trata en estos momentos de la elección de alguos miembros del T.C. expongo mi punto de vista: Dicho Tribunal esta compuestos por una serie de "doctos" que, parodiando a los hechiceros de ciertas tribus, se erigen en interpretadores de unos "escritos" que solamente ellos son capaces de entender o interpretar. Aquí no hay nadie del el pueblo llano que sea capaz de comprender unos párrafos, en cambio a este pueblo llano se le consultaron la aprobación de todos los párrafos que no entendian.... (abuso de ignorancia quizas?)
    Como he conocido otros tiempos donde no existía Constitución alguna y en la actual podemos leer que todo español tendrá derecho a un trabajo y una vivienda digna, me viene a la memoria un personaje, no se si vivirá este Sr., que se llama o llamaba D. Gregorio Cabeza. Era el alma mater de la inexistente constitución por lo que respecta al derecho a una vivienda digna: Infinidades de familia fueron atendida por este Sr. que, vista su situación, les facilitaba esa vivienda digna. Hoy te dice nuestra Constitución que tienes el derecho a una vivienda pero..... "no la vivienda" y antes tenía la vivienda y "al carajo" el Derecho con mayúscula. (perdonad la grosería)
    Una ley orgánica que es el "summu" de todas las leyes, en este "caos" que es el estado de derecho que quieren hacernos creer en que vivimos, no hay entre sus interpres un "ciudadano lego" que represente a la mayoria de los que la votaron y tengan voz y voto entre los "brujos" para aclararles que aquello que interpretan de manera rebuscada y lenta, tiene otros camino mas rápido y justo y, por tanto, mas cercano y entendible por el ciudadano.
    La partticipación de la sociedad en los asuntos público es la base de la democracia, sólo así y no alejandol a de las cuestiones públicas evitaremos continuar con el desapego existente en la actualidad entre sociedad y estado. Hoy, visto la composición de nuestros gobiernos, muchos de ellos “yupis” que todo lo quieren transformar en beneficios económicos ficticios sin comprender que los estamentos que gobiiernan deben y tienen que cuidar los beneficios “sociales” antes que otros de cualquier índole.

    ResponderEliminar