viernes, 6 de enero de 2017

La golfería se ha instalado en Podemos.

Día sí y el otro también, estallan escándalos que implican a cargos orgánicos y electos de la formación morada. Cada día cuela menos la típica excusa que utilizan los partidos corruptos afirmando que son garbanzos negros, la excepción que confirma la regla.

Podemos, pese a estar presente en la política  desde hace muy poco tiempo, se han dado mucha prisa muchos de sus miembros en  adquirir, los vicios y los comportamientos, de aquellos viejos partidos a los que decían que llegaban para sustituirlos por corruptos.

Ahora hemos sabido, que un alto dirigente de Podemos Baleares, Joan Canyelles, ha dimitido. Se ha hecho pública una grabación donde este elemento le ofrece un empleo a una militante crítica a cambio de retirar su candidatura. En dicha grabación, Canyelles, le dice a Carmen Azpelicueta, que se mantenga en uno, dos o tres meses en “stand by”, sin acudir a las reuniones del Consejo Ciudadano y renuncie a su candidatura para concurrir en la lista electoral por el Consell Insular de Mallorca. Le dice “si eres buena niña, contarás con mi apoyo y te buscaré un trabajo”. Vamos, un chantaje en toda regla.

Ahora nos cuenta Podemos en un comunicado, que a Azpelicueta se le incoó un expediente por haber intentado hacer fraude en unas primarias, intentando desacreditarla y minimizar la golfada del pablista Canyelles.

Está verificado, que el líder de Podemos en Baleares, Alberto Jarabo, estaba al corriente de las amenazas que recibían los críticos con la dirección. Muchos pensamos que los dirigentes de Podemos son en su mayoría una auténtica “banda de piraos”, lo que no sabíamos es que esa banda tenía también comportamientos mafiosos.


Recordemos, que hace varias semanas, el Comité de Garantías de Podemos en Baleares, suspendió de militancia a la presidenta del Parlamento autonómico, a una diputada y a un miembro del Consejo Ciudadano, pues habían amenazado con bloquear los presupuestos autonómicos si no se cerraba un convenio para garantizar la financiación de la empresa de uno de ellos. Que semejantes golfos pretendan regenerar el sistema y persistan en ese mensaje, clama al cielo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario