lunes, 30 de enero de 2017

La impunidad de José Bono.

José Bono reconoció que se llevó de los archivos del Estado Mayor de la Defensa documentos relativos al suceso del Yak42 y afirmó que “Tuvimos que forzar un armario del que no me daban la llave para conseguir la documentación". Estamos hablando de cinco mil folios de documentos oficiales de los que no existía copia.

Lo grave de todo esto es, que cuando se celebró el juicio del Yak42 en donde se condenó a dos generales, los documentos que se aportaron estaban falsificados.

Al trascender las declaraciones de José Bono al diario El País, en donde reconocía haber cometido un delito, no lo olvidemos, el Ministerio de Defensa le ha reclamado por escrito los documentos relativos al suceso del Yak42, esos que él mismo dice que se llevó de sus archivos.

María Dolores de Cospedal, que prometió a las familias de las víctimas que trataría de recuperar toda la documentación relativa al Yak-42, ha afirmado que, si Bono no los entrega, Defensa acudirá a los tribunales.

Nadie puede llevarse de un ministerio, por muy ministro que se sea o se haya sido, documentación alguna, y más si es tan sensible como esta. En cualquier país serio, Bono estaría en arresto domiciliario.

Otra cosa que me parece inaceptable, es el distinto rasero con el que se ha tratado a Federico Trillo por el caso Yak42 y a José Bono por el helicóptero Cougar.

Ninguno de los dos ministros hizo lo que debía, a Trillo le han crucificado por ello, sufriendo una campaña mediática atroz. Parece, que con un político de derechas, no hay piedad alguna.

En cambio, José Bono, dejó a las víctimas del Cougar desprotegidas, indefensas y desamparadas. Al más puro estilo 11-M, donde se hicieron desaparecer los restos de los trenes, Bono nunca aclaró a las familias por qué se destruyeron restos del Cougar con tanta prisa, e incluso ordenó a los militares «no hablar más» sobre el supuesto “accidente” del Cougar, extremo confirmado en su día por un capitán. ¿Cómo es posible que este “golfo” se haya ido de rositas después de todo lo que ha hecho? Lo mismo es, porque utiliza el mismo método que el clan de los Pujol, amenaza con tirar de la manta.

Lo triste de todo esto, es que en el fondo, la acomplejada derecha española, y me refiero a la pepera, creen en eso que llaman la “superioridad moral de la izquierda”. Yo me limito a pedir la misma vara de medir para todos.





No hay comentarios:

Publicar un comentario