jueves, 2 de febrero de 2017

Cataluña: Rajoy, por ti estamos así.

La situación en Cataluña, ha llegado donde ha llegado, no por los independentistas, sino por culpa de un Gobierno de España y de un presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que tuvieron que actuar hace años, no se atrevieron, y ahora se encuentran con el fruto de su inacción y de su cobardía.

El patético espectáculo protagonizado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saenz de Santamaría, tratando de dialogar con quienes no quieren hacerlo, y diciendo frases que pasarán a formar parte de nuestra más patética historia, como esa de que “el Gobierno tiene una gran sensibilidad foral”, chúpate esa, lo único que han demostrado es que esta nefasta política se ha estrellado y ha cosechado un estruendoso fracaso.

Tras años de comportamiento vergonzante, y obligado por los acontecimientos, ahora nos dice Rajoy que está dispuesto a impedir el referéndum por la fuerza, incluso baraja aplicar el Art. 155 para precintar colegios y tomar el mando de los Mossos. No me lo creeré hasta que lo vea, pues el anterior se celebró.

No solo tenemos que escuchar a diario las bravuconadas de los sediciosos, incluso las vomitan en el Parlamento. Los partidos independentistas, al igual que en democracias de nuestro entorno, deberían ser ilegalizados, deberían ser expulsados del Parlamento Nacional, pues su objetivo es el de destruir la Nación y encima les pagamos.
Me dio bastante vergüenza escuchar ayer a la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas (Ciudadanos), quien con la que está cayendo, sigue hablando de financiación, “de pasta”, esta sigue anclada en el fracasado apaciguamiento.

Mientras esto ocurre, el PSOE no dice ni pío del asunto, bastante tiene con la guerra civil interna en la que está enfrascado; y Podemos, sigue con ese cuento de apoyar ese fantasmagórico “derecho a decidir” y decir que ellos votarían no a la independencia, cuentos chinos.

Si alguien cree, que a estas alturas esto se va a resolver sin violencia, tengo serias dudas, seguro que los sediciosos convencen a algún pardillo para que se convierta en el primer héroe de la ilusoria Cataluña independiente.





No hay comentarios:

Publicar un comentario