viernes, 10 de febrero de 2017

El PSOE recurre de nuevo a Franco.

Muy mal tienen que irle las cosas al PSOE para que de nuevo recurra al fantasma de Franco, y a esa intención otras veces manifestada de querer sacar sus restos del Valle de los Caídos. Ahora han presentado la petición por vía parlamentaria mediante proposición no de ley sobre Memoria Histórica, aunque más bien parece de “Venganza Histórica”, pues con ella pretenden los perdedores de nuestra Guerra Civil, ganarla ochenta años después de haber finalizado.

El PSOE quiere que el cadáver de Francisco Franco sea sacado de su actual tumba en el Valle de los Caídos y que se cree una Comisión de “su” Verdad sobre la dictadura, esta petición deberá ser debatida y votada en pleno en los próximos meses.

Esta proposición forma parte de los asuntos que el PSOE usa en las últimas semanas para confrontar con el PP en paralelo a sus acuerdos sobre medidas legislativas, y así satisfacer a la izquierda más visceral, esa que sigue la línea de Zapatero de destruir la Transición y, el perdón y la reconciliación que significó.

Con esta proposición, el PSOE se une a la que ERC ya presentó en noviembre, una proposición no de ley pidiendo la exhumación de los restos del dictador, y que está pendiente de ser debatida en comisión. Vaya compañeros de viaje para los socialistas.
Sobre el Valle de los Caídos, los socialistas piden que se aplique el informe de sus “expertos con carnet” realizado en 2011 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero”.

Resulta indignante, que en una España sumida en una enorme crisis nacional, institucional, política, social y de convivencia, al principal partido de la oposición lo único que se le ocurra sea la de agitar los fantasmas del pasado y el revanchismo.

Los que validamos la Transición, entendimos que era perfectamente compatible, que Franco y José Antonio descansaran en el Valle de los Caídos, y que por otra parte, hubiera calles a nombre de Santiago Carrillo, Dolores Ibarruri, u otros, pues desde un buenismo a veces necesario llegamos a pensar, que unos y otros, lucharon por lo que creían y pensando en lo que entendían que era lo mejor para su país. Ahora observamos atónitos como lo de unos se deja y lo de los otros se elimina intentando en vano que las nuevas generaciones de españoles se olviden de la historia real y se crean una inventada.

Por mucho que les moleste, es evidente que en los dos bandos hubo víctimas y verdugos, que ninguno de los dos bandos era en absoluto democrático ni aspiraba a que la democracia imperara en España, que la República jamás gobernó para todos los españoles, y que si los militares se alzaron fue porque sabían que contaban con el apoyo de una media España, harta de los abusos y los crímenes de esa parte de las izquierdas que recibía órdenes directas de  Stalin y que poco a poco fue colonizando el gobierno de una República recibida con ilusión y que se tornó en un régimen fratricida.

Sé que lo que digo a muchos les chirriará, pero les recomiendo que lo mediten con calma, yo apuesto por la convivencia ¿acaso los llamèmosles “revisionistas intencionados” lo hacen?






No hay comentarios:

Publicar un comentario