lunes, 27 de febrero de 2017

Milagro Sala: Podemos, siempre con los criminales.



Hace pocos días, pudimos ver en el Congreso a Irene Montero vistiendo una camiseta-denuncia que rezaba “Libertad Milagro” con el rostro de Milagro Sala, una argentina encarcelada a la que Podemos le otorga el falso apelativo de “presa política”. Los podemitas le entregaron una carta a Mauricio Macri pidiendo la excarcelación de esa peligrosa criminal.

Milagro Sala, de 53 años, era la dirigente de una organización supuestamente asistencial, Tupac Amaru, que bajo el amparo del corrupto Néstor Kirchner y financiada con el dinero que este le entregaba, construyó en la provincia de Jujuy, cercana a la frontera con Bolivia y lugar de nacimiento de Sala, lo que muchos definieron como “un Estado dentro del Estado”. 

Sala fue detenida en 2016 después de vincularla con el narcotráfico y acusarla de varios delitos, siendo condenada y encarcelada por uno de ellos. El resto de causas se mantienen abiertas.

En la provincia de San Salvador de Jujuy, regida por Sala y su “mafia”, la intimidación y la violencia eran algo común. El miedo que se vive en la provincia de Jujuy no ha terminado con el ingreso en prisión de Sala, aquellos que se han enfrentado a los esbirros de Sala temen por su integridad física y todos ellos confían en la permanencia en prisión de la que Podemos denomina “presa política”, incluso los fiscales que llevan su caso, han recibido amenazas de muerte. A modo de ejemplo, decir que los esbirros de Sala “descuartizan y degüellan” a los perros de personas a las que quieren intimidar.

En el año 2015 salió a la luz la gran fortuna personal de Milagro Sala. La activista declaró bienes y ahorros por valor de casi dos millones de pesos. Y eso, sin contar todos los bienes y propiedades de sus catorce hijos, desviados a ellos por la jefa del clan mafioso.

Sala y los suyos no limitaron el uso de la violencia y la intimidación a tratar de amedrentar a personas, sino que también han cargado contra las instituciones y lo han hecho en público: en diciembre de 2015 y al mando de una manifestación intentó tomar la Legislatura de Jujuy, equivalente al parlamento regional.

Hace apenas una semana se dictó la apertura de juicio oral contra Sala, acusada de “fraude a la administración pública, asociación ilícita y extorsión”, en un juicio en el que ya hay casi una docena de imputados y en el que se la acusa de haber desviado 60 millones de pesos, de los cuales 29 habían sido cobrados por las cooperativas de Tupac Amaru para construir una serie de viviendas que no se han ejecutado.

Sala también está acusada de un delito de lesiones graves por un hecho ocurrido en 2006 y otro por presuntas amenazas a una comisaría en 2014. También está acusada por tentativa de privación ilegítima de la libertad agravada en 2011, cuando ordenó el secuestro del hijo de una rival política. 

Todas estas imputaciones se sucedieron en diciembre de 2016, mes en el que fue procesada por un delito de “homicidio en el grado de tentativa calificado por precio o promesa remuneratoria”, que la ley argentina castiga con entre 15 y 20 años de prisión. El juez investiga un tiroteo que ocurrió en 2007 y en el que uno de los acusados, Jorge Páes, fue definido por el fiscal como “el sicario de Sala”.

Túpac Amaru es la organización social más fuerte en Jujuy, cuenta con más de 4.500 empleados y es la segunda empresa con más trabajadores de la provincia. Su misión principal es cubrir servicios básicos como educación, sanidad y vivienda para los jujeños más desfavorecidos, pero sus avances han quedado empañados tras las denuncias por extorsión interpuestas contra ella.

Túpac Amaru exigía fidelidad militante como contraprestación por la entrega de viviendas sociales, al más puro estilo comunista.

Podemos tiene un gran problema, ese problema es que siempre apoya “a los malos”, y casi nunca, a los ciudadanos honrados que respetan las leyes. La ciudadanía  española sigue tomando nota del proceder de un partido, a todas luces,  letal para nuestra sociedad.


1 comentario:

  1. El silencio de los inocentes
    La Organización Barrial Túpac Amaru es una agrupación política argentina principalmente de la provincia de Jujuy, estaba dirigida por Milagro Sala, con más de 150 000 afiliados que recibieron su conducción y apoyo desde la organización de copas de leche hasta la construcción de viviendas y el desarrollo de otras cooperativas de trabajo. De polideportivos con piletas, centros de salud, escuelas primarias y secundarias y un terciario. Con atención a los casos sociales, a las personas que tienen menos ingresos, ancianos, madres solteras, personas solas y enfermas, jóvenes desvinculados del sistema educacional, exreclusos, y otros. Pero desde el Estado democrático sigue siendo satirizada, agraviada y ultrajada; desde los comentarios que permite en los medios de comunicación: “Les robó a los pobres. Lo peor es haberles destruido la dignidad” .... Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego. Es algo monstruoso. Pero el monstruo es verídico porque es aceptado por el sentido común. La bestialización a la vez es funcional al deseo del sujeto hegemónico porque se erige como limpio y puro. ¿Qué pasaría si en vez de mirar al monstruo, el monstruo nos mirara?

    ResponderEliminar