viernes, 3 de febrero de 2017

Separatistas y ladrones.

Siempre he sostenido, que la explicación de cómo CiU pasó de ser un partido nacionalista moderado, a independentista radical, es simplemente porque se vio en la necesidad de hacerlo antes de que los delitos que habían cometido fuesen descubiertos.

Ayer mismo, la Guardia Civil detuvo, por orden del Juzgado de Instrucción nº1 de El Vendrell (Tarragona), a 18 personas vinculadas a Convergencia por financiación irregular de CiU, así como a varios directivos de empresas acusados de haber pagado comisiones para beneficiarse de las adjudicaciones de diversos contratos públicos.

Amañaban los concursos para lograr las licitaciones dándoles apariencia de legalidad, recibían el dinero de los empresarios, sobornos vestidos de donativos. Por ello, los afectados por esta nueva redada contra la corrupción de CiU en particular, y del independentismo en general, están acusados de organización criminal, cohecho, tráfico de influencias, prevaricación, financiación ilegal de partidos políticos, blanqueo de capitales y malversación de caudales públicos.

En este latrocinio está parte de la explicación del separatismo catalán. Este dinero financiaba al partido, enriquecía a sus dirigentes y creaba una red clientelar de apoyo al independentismo. Robaban el dinero de la Sanidad, de la Educación y del resto de servicios básicos.

Con la excusa del independentismo, llevan ya muchos años saqueando las arcas públicas, y lo triste de todo esto, es que una parte importante de catalanes está completamente ciego y no lo ve, se cree el victimismo absurdo y considera la acción de la Justicia como un ataque del Estado a ese proceso ilusorio, a esa utopía imposible en el que los han metido.

Los separatistas han creado un régimen político basado en la extorsión y el saqueo, además de estar instalados en el delito continuo. En la intranet de la Generalidad de Cataluña acaba de aparecer una convocatoria para cubrir 8 plazas que se encargaran de evaluar a jueces y fiscales, algo ilegal, pues eso solo puede hacerlo el Consejo General del Poder Judicial, serán sin duda los encargados de hacer lo que nos dijo el ex juez Vidal que hacen, hacer listas, de independentistas y opuestos, a fin de realizar en cuanto les sea posible una purga ideológica dentro de la justicia catalana. Son despreciables y deberían estar todos en el talego.






No hay comentarios:

Publicar un comentario