miércoles, 15 de febrero de 2017

Zoido y Magaldi, para echarse a temblar.

La rueda de prensa que ofreció ayer el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, pese a ser sincero y correcto, resultó bochornosa, pues el ministro nos dio a entender a todos los españoles, que durante los anteriores gobiernos socialistas, había un grupo de mandos policiales que actuaban por su cuenta, sin rendir cuentas absolutamente a nadie. Hablamos de las llamadas “cloacas del Estado”, formadas por agentes, que tenían acceso a importantes cantidades de fondos reservados.

Que en un país occidental, europeo, y supuestamente democrático, vaya a los medios un ex número dos de la Policía, un comisario jubilado, diga que existen unos informes, que el ministro del Interior pida que se los entreguen, y que hasta la fecha no se tenga noticia de ellos, y me refiero a los del caso Faisán o a los del 11-M, demuestra como el PSOE corrompió a los mandos policiales.

Cuando Rajoy llegó a la presidencia, tuvo que hacer una exhaustiva limpia en la Policía, y no la hizo, en esto también le pudieron sus complejos, pues no quería que la izquierda le llamara sectario, y como siempre hace el PP, dejó al enemigo dentro. Recordemos que en la RTVE pasó exactamente lo mismo.

Todos esos topos policiales del PSOE, son los que hicieron posible todo el fraude que envolvió el 11-M e hizo posible la “falsa verdad oficial”, esos que hicieron desaparecer las pruebas verdaderas y colocaron las falsas, esos, muchos de esos continúan, y a esos son los que hay que defenestrar, ¿Se atreverá Zoido?

Mientras eso sucedía, Ana Magaldi, la Fiscal Jefe de Barcelona, se vio obligada a dar una rueda de prensa para explicar la violencia y la intimidación a que fue sometida a la salida del juicio contra Artur Mas. Veinte sicarios independentistas envalentonados, la insultaron y la amenazaron. A ver cuando se entera nuestro Gobierno, que en Cataluña, como sucedía en el País Vasco cuando ETA asesinaba, ya no se puede juzgar a los sediciosos, pues los jueces y fiscales están constantemente acosados. Hay que llevarlos a Madrid, y allí realizar todas las actuaciones y el proceso. Pero ¿por qué no lo hacen?  

Hoy me he referido a dos casos más, que demuestran cómo está el patio, para salir corriendo y que el último cierre la puerta. Qué pena.






No hay comentarios:

Publicar un comentario