jueves, 16 de marzo de 2017

Esto es Podemos.



Viendo la trayectoria de Podemos desde su aparición en la vida política de este país, podemos afirmar sin temor a equivocarnos, que ya solo puede tener el apoyo, de los malvados o el de quienes desconocen la terrible historia de la ideología que representa, y de la que en nuestra historia reciente muchos españoles fueron sus víctimas. 

Ahora pretenden, fruto de su odio anticristiano, prohibir la Santa Misa de los domingos en La 2 de TVE, algo que demuestra un odio revanchista que lo justifican en el contenido de unas homilías que, o jamás escucharon o nunca entendieron, les da igual que el 70% de los españoles nos declaremos católicos, o de que esa Misa sea la única opción de los ancianos e impedidos católicos de nuestro país.

Tampoco les gusta la libertad de prensa, por eso difaman y machacan en las RRSS, y escrachean en sus domicilios a todos aquellos profesionales que son críticos con sus ideas. Es evidente que no les gusta la democracia, que les pueden sus tics totalitarios y su afición por prohibir. Incluso prefieren a los okupas antes que a los empresarios.

Para ellos, todo lo español es una porquería, y siempre toman decisiones para favorecer el golpismo separatista, porque para ellos el progresismo es eso, ayudar a cargarse la Nación Española.

En cambio, como estalinistas que son, pasan por alto e incluso son cómplices, de la hambruna y de la represión que ejercen sus amigos sobre el pueblo venezolano; del exterminio de homosexuales, a los que ahorcan colgándolos de las grúas, y de la represión de las mujeres en Irán, su patrocinador principal, y en pos de una meta superior, justifican las más brutales violaciones de los DDHH.

Y eso sí, les gustan muchas cosas, en cuanto pueden colocan a familiares, parejas y amigos, ese nepotismo que critican en los demás. Adoran el comunismo, una ideología que solo ha traído a los pueblos que lo han sufrido, miseria, represión y genocidios, cuantificado en 130 millones de personas eliminadas en un siglo.

Podemos estafa a la mayoría de sus votantes, se ha aprovechado de la crisis para ofrecerles una salvación basada en demagogia y mentiras. Votar a Podemos, es ser cómplice y apoyar políticas guerracivilistas, contrarias a la paz constitucional, a la unidad de España y a la concordia entre españoles.

Pablo Iglesias y Podemos, están donde están, gracias a que los dueños de una TV les dieron cancha con el beneplácito de Rajoy y su gobierno. Han conseguido dividir a la izquierda, así piensa el PP que ganará siempre, lo que no contaron es con “Pedremos”, que de ganar en las primarias del PSOE creará un Frente Popular separatista y unirá a la izquierda. Si eso ocurriese, se lo deberemos a Don Mariano, el que permitió que alimentaran a la bestia.




No hay comentarios:

Publicar un comentario