martes, 21 de marzo de 2017

La trayectoria delictiva de Podemos.

Hoy mismo, un medio de comunicación, tras una ardua labor de investigación, acaba de denunciar públicamente que Podemos desvió dinero de su Fundación para financiar el catálogo electoral que presentó en las elecciones generales del pasado junio, acción que vulnera la legislación vigente.

El Instituto 25 de Mayo para la Democracia, se empleó para sufragar gastos electorales por valor de 33.000 euros. Algo que es mucho más que una simple irregularidad, pues es un delito de falsedad contable que según la Ley Electoral está castigado con penas de entre uno y cuatro años. Dicha ley exige a todos los partidos que todos los gastos e ingresos relacionados con las elecciones pasen a través de una cuenta única supervisada por el Tribunal de Cuentas.

Pero no estamos ante la excepción, pues Podemos si se ha caracterizado por algo, ha sido por que sus miembros más relevantes no han tenido empacho alguno en pasarse las leyes por el arco del triunfo.

Desde sus comienzos, con el contrato fantasma de Iñigo Errejón en la Universidad de Málaga o las grandes cantidades no declaradas por Monedero, y más recientemente por otras que relaciono a continuación.

El portavoz de Podemos en el Senado, Ramón Espinar, compró una vivienda protegida estando parado y sin sorteo público, para a continuación dar el pelotazo al venderla tras aducir que no la podía pagar.

El líder de Podemos, Pablo Echenique, por dos veces en distintos periodos, le estuvo pagando a su asistente por negro, sin contrato y sin pagar las cotizaciones a la Seguridad Social, hechos que reconoció públicamente.

Diego Cañamero, diputado de Podemos por Jaén, benefició desde su cargo de alcalde y primer teniente de alcalde de la localidad sevillana de El Coronil, a su familia con casas y una finca pagadas con ayudas públicas.

La podemita Xelo Huertas, fue apeada de la presidencia del Parlamento balear por utilizar el cargo público por amenazar con bloquear los Presupuestos de las islas si no se otorgaban subvenciones a empresas de amigos podemitas.

El alcalde de Zaragoza, el podemita Pedro Santisteve, demostró su mezquindad al cargar hasta el bote de gomina para su pelo como gasto al ayuntamiento.

Y por supuesto, no se entiende ni existiría Podemos, si no recordamos que el precursor del partido fue el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS), la fundación donde se cobijaron los actuales líderes y que se hizo realidad gracias a los fondos recibidos del criminal régimen venezolano. Un dinero manchado de sangre que se utilizó con posterioridad para hacer realidad a la actual formación morada.


Todos estos delitos, posiblemente queden impunes, pues a Mariano Rajoy le interesa un PP rojo que siga dando miedo y le quite votos al PSOE, pues con la actual situación siempre tendrá la victoria garantizada.


2 comentarios:

  1. Como tienen la caradura de hablar de corrupción de otros partidos. Las cantidades es lo de menos . porque ellos tienen poco tiempo de "vuelo", pero sus inicios y metas son los mismos. Como muestras ya tenemos bastantes partidos conocidos y de las tendencias varias. ¿para que queremos mas chupones?. Solo con ver la representación en el Congreso y pensar que eso es la presencia de España en las informaciones en el Mundo, y la Marca España que difundimos, nos hace prescindir de esa formación de PODEMOS.

    ResponderEliminar