domingo, 5 de marzo de 2017

Los partidos separatistas deben ser ilegalizados.

ETB, la televisión pública vasca, emitió hace unos días un programa llamado “Yo soy euskaldún, ¿y tú?”. En él, se insultaba gravemente a España y a los españoles.

Varios personajes respondían sobre las sensaciones y los sentimientos que les producía España, de como veían a los españoles, por la bandera de España, y sobre qué personaje representaba para ellos a España. Las respuestas os las podéis imaginar, gravísimos insultos contra España y los españoles. Algo que se hace desde una TV pública que funciona con el dinero de todos los ciudadanos.

Aquí si que se ha cometido un grave delito, en ese programa si que se ha incitado al odio, aquí si que se han difundido postulados xenófobos, aquí si que se ha ofendido y ultrajado a España, desde aquí si se ha denigrado a los españoles y burlado de nuestras costumbres. Pero claro, a este “autobús” nadie quiere inmovilizarlo.

España es el país donde más leyes hay, donde menos se aplican, y donde nunca existe la necesaria para de inmediato actuar en estos casos. Siempre he defendido, que en una democracia como la nuestra, no pueden tener cabida los partidos separatistas, que deben ser ilegalizados. Siempre nos dicen, que un diputado, sea del partido que sea, es representante de todos los españoles, y está claro, que los parlamentarios de los partidos separatistas, no nos quieren representar a todos y trabajan, día y noche, para destruir nuestra nación.

Lo que ocurre en Cataluña y en el País Vasco, solo se puede solucionar ilegalizando a los partidos separatistas y reeducando a la población durante décadas controlando la enseñanza, pues de sus colegios salen los chavales con el odio a España inoculado. Si nuestros sucesivos gobiernos centrales, no se han enterado de lo que digo, es que son miopes, inútiles, cobardes, o que simplemente trabajan para los enemigos de España, para los enemigos de todos los españoles, esos masoquistas que les siguen votando.

En democracias de nuestro entorno, con mucha más solera democrática que la nuestra, los partidos separatistas son ilegales y están fuera del sistema, entonces ¿aquí porque se permiten?


España es una nación de grandes posibilidades pero ralentizada por su cainismo ancestral, o tenemos claras ciertas cosas o nuestro futuro será incierto. Demasiadas de nuestras energías se dilapidan en solucionar problemas que se deberían solucionar de un plumazo. En nuestras instituciones no podemos tener a quienes solo hacen que poner palos en las ruedas de nuestro futuro, de nuestro progreso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario