jueves, 9 de marzo de 2017

Patéticos comunistas sevillanos.



Si a los comunistas sevillanos les molesta tanto la relación de la ciudad con el catolicismo a lo largo de su historia, lo mejor que podían hacer es hacer las maletas e irse, pues seguro que muy pocos les echarán de menos. Sevilla es una ciudad, cuyo pasado y presente sería imposible, de interpretar y entender, sin el contexto religioso en el que se ha movido y se sigue moviendo.

Da igual si nos referimos a los católicos, practicantes o no, o a los agnósticos, creo que todos entienden y están cómodos en una ciudad que rezuma historia y religiosidad en cada esquina.

De nuevo, aprovechando los tiempos de Cuaresma, Izquierda Unida, lanza una batería de agravios a los católicos sevillanos, intentando así crear polémica y salir en los medios. La formación comunista, solicitó ayer oficialmente la barbaridad de retirar del escudo de la ciudad todos los símbolos relacionados con la religión y la monarquía, es decir, quedarnos sin escudo.

Los comunistas sevillanos nos dicen, que no están en absoluto de acuerdo con esta heráldica, porque en ella “figura el rey San Fernando, sentado en un trono dorado y flanqueado por dos obispos, timbrándose el conjunto por una corona”, afirmando que el escudo tiene un tinte claramente reaccionario, y que es fascista, pues según ellos “atenta contra la memoria y las víctimas del fascismo, ya que insiste en proclamar y remarcar un título otorgado a la ciudad por Franco, como es el de Mariana”.

Parece que esto de negar la historia, está de moda entre la extrema izquierda, en este caso, el visceral anticlericalismo es evidente.

Debemos recordar, que el pasado año, Izquierda Unida solicitó también en Cuaresma, mediante una moción en el ayuntamiento de nuestra capital, vetar la presencia del arzobispo en actos institucionales del ayuntamiento hispalense, prohibir a los concejales asistir a celebraciones religiosas, y retirar a todos los santos del callejero de la ciudad.

Como podemos comprobar, los comunistas sevillanos siguen trabajando obsesionados con mejorar la vida de los más desfavorecidos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario