miércoles, 29 de marzo de 2017

Rajoy agravia a las CCAA leales.



El plan de inversiones públicas en infraestructuras para Cataluña por importe de 4.200 millones de euros hasta 2020, es un agravio en toda regla a las CCAA que siempre han estado instaladas en la lealtad a España y a la legalidad constitucional.

Si ya en los últimos tres años, Cataluña ha sido con diferencia la comunidad más beneficiada por el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), lo ofrecido ayer por el Gobierno con la única intención de apaciguar y de contentar a los que jamás se sentirán contentados, sobrepasa todas las líneas rojas y deja al descubierto la catadura moral de unos gobernantes que en vez de cumplir y hacer cumplir las leyes, optan por premiar a los “malos” y putear a los “buenos”.

Que este Gobierno diga que quiere solucionar las carencias que tiene Cataluña en infraestructuras, resulta insultante, pues muchas de las otras CCAA tienen muchas más carencias y esas por lo visto le resbalan a Don Mariano.

Resulta increíble que este Gobierno, en vez de utilizar los instrumentos que le ofrece el Estado de Derecho para sofocar la rebelión de los sediciosos catalanes, y me refiero a la aplicación del Art. 151 de nuestra Carta Magna, se dedique a lanzar el mensaje de que se consiguen más cosas siendo desleal y sublevándose. Rajoy no puede seguir vistiendo de prudencia su contumaz cobardía.

Una de las causas por la que una parte de los catalanes se cree las mentiras de los separatistas, es porque no sienten en sus carnes la nefasta gestión de la Generalidad, y ello sucede, porque el Gobierno central siempre les tiene abierto el grifo. No sería más lógico dejar que su mala gestión les condujera a la suspensión de pagos, y así la ciudadanía catalana se daría cuenta de lo que hay, para posteriormente el Estado socorrerles dando ejemplo de solidaridad.

Pocos creen que los sediciosos vayan a dar marcha atrás en sus propósitos, podría ser que Rajoy, después de todos los numeritos que está protagonizando, no tenga más remedio que intervenir. Espero que no le tiemble el pulso dado el caso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario