jueves, 2 de marzo de 2017

Un “Prostitucional” aún más prostituido.

Los dos grandes partidos, Partido Popular y PSOE, materializaron ayer su acuerdo para ocupar las cuatro plazas del Tribunal Constitucional. Cada partido pondrá a dos de sus peones, garantizándose de esa manera, que seguirán “a pies juntillas” sus órdenes a la hora de pronunciarse en los distintos asuntos que lleguen a tan alto y tan prostituido tribunal.

Con este acuerdo y esta decisión, ambos partidos nos demuestran su nulo interés por despolitizar la justicia y devolverle su independencia, renunciando a la primera medida necesaria para demostrar que quieren acabar con la corrupción.

Pero es que no es solo eso, el Partido Popular aceptó que el ex Fiscal General del Estado con Zapatero, Cándido Conde Pumpido, ese que siempre vetaron, forme parte del TC, dándole ya igual lo sectario y lo golfo que es. Quien fue el cómplice necesario de Zapatero en todas las políticas erróneas y barbaridades que cometió, cuyas consecuencias aún sufrimos, a quien en su día el PP le dijo de todo, ahora lo admite. Desde luego, si los populares también tragan con esto, entiendo que ya tragarán con todo.

Ahora nos dicen, que el PP ha tragado como gesto para que el PSOE le apruebe los Presupuestos, y para que le permita poner al “independiente” Ollero, 17 años de diputado suyo, en la presidencia del Tribunal. Cuando un partido utiliza cualquier cosa para seguir en el poder y no le hace ascos a nada ni a nadie, es simplemente porque hace tiempo que abandonó los principios y los valores que defendió en el pasado.


Estamos ante un apaño que desprestigia aún mas a los dos partidos que lo han suscrito y da munición, a los antisistema y a los separatistas, pues las sentencias de un Tribunal Político como este siempre estarán devaluadas. Ya va siendo hora de eliminar esta cloaca y que sus funciones las ejerza una Sala especifica del Tribunal Supremo. Desde luego, nos ahorraríamos, disgustos y bastante dinero, aunque supongo que no lo harán, pues es un apetecido y prácticamente último destino para sus parásitos de postín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario