martes, 18 de abril de 2017

El “Odiobus” de Podemos señala objetivos.

Podemos es el tercer partido de nuestro país y cuenta con una importante representación en el Parlamento. Podemos, si quisiera, llevaría a cabo una política seria contra la corrupción, en cambio, ha elegido el camino del marketing y del show mediático, ese que piensan que les da votos al conseguir portadas, pero que en realidad no arregla absolutamente nada.

Recuerdo, que con muy pocos diputados, UPYD se gastó 300.000 euros, presentó querellas contra los corruptos y consiguió sentar en el banquillo a quienes estaban saqueando las arcas públicas. Así se lucha contra la corrupción, de forma seria, lo de Podemos es un simple y estéril espectáculo.

Los que montaron en cólera cuando apareció el autobús de Hazte Oír, organización católica que simplemente rotuló su opinión, y lanzaban a sus huestes bajo las ruedas del vehículo para intentar pararlo, además de impedirle ilegalmente que circulara en los municipios que controlan, esos mismos, ahora les imitan, pero lanzando un mensaje agresivo y de odio, claro está, nadie les impedirá que circule libremente, pues en este país la libertad de expresión es desgraciadamente patrimonio exclusivo de la extrema izquierda.

Ellos le llaman “Tramabus”, y en él aparecen los rostros de personajes de la élite política y económica, Rajoy, Bárcenas, Aguirre, Cebrian, Rato, Pujol, o Inda. Podemos, de manera claramente ilegal, les coloca una diana posiblemente a la espera de que alguno de los descerebrados que les siguen, en un momento de locura, actúe contra ellos. Para mí, es un claro intento de incitar al odio y la violencia contra los señalados.

Lo curioso, es que Podemos mezcla a personajes condenados por corrupción, con otros ni siquiera investigados. Me sorprende que incluyan a Eduardo Inda, lo mismo es porque acaba de ganarles en los tribunales la querella que le interpusieron por publicar que Pablo Iglesias recibió en su cuenta del banco Euro Pacific del paraíso fiscal de las Islas Granadinas, una transferencia del gobierno de Venezuela por valor de 272.325 dólares. El titular del Juzgado de Primera Instancia nº84 de Madrid ha afirmado que la información publicada por Inda, es veraz y contrastada por fuentes policiales, por lo que Iglesias ha sido condenado a pagar las costas. Supongo que estará muy cabraeado.


Por lo anteriormente dicho, es evidente, que en el “Odiobus” falta la foto del rostro del corrupto Iglesias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario