miércoles, 19 de abril de 2017

Gürtel: Rajoy declarará como testigo.

El presidente del Gobierno tendrá que declarar como testigo en el juicio de la Gürtel, una trama delictiva que colonizó administraciones del Partido Popular en los años previos a la crisis económica.

Dos de los tres jueces aceptaron la petición de la acusación popular de Adade (Asociación de Abogados Demócratas de Europa). Conviene aclarar, que el abogado y presidente de Adade, Javier Ledesma, es socialista y reconocido “sanchista”, y que en los años 80 y 90, fue diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid.

Al cambio de criterio del tribunal, se ha opuesto la Fiscalía Anticorrupción y la Abogacía del Estado, entendiendo que nada ha cambiado desde que en las dos anteriores ocasiones dijeran no a que Rajoy declarara, pues según ellos, las pruebas practicadas en las diversas investigaciones del caso Gürtel resultan suficientes para acreditar la llamada caja B del Partido Popular.

Personalmente tengo que decir, que si Mariano Rajoy en su declaración aporta algo nuevo, debe hacerlo, pero si por el contrario, es simplemente para desgastar su imagen, no lo vería bien.

Me sorprende que Adade, en su petición escrita, argumente que Rajoy debe aclarar si el PP se ahorró parte de los fondos de las campañas electorales de 2003 y 2004 en varios pueblos madrileños, “a pesar de no conocer el origen delictivo de los fondos”, es decir, de entrada exculpa a la cúpula popular, parece que en su petición solo busca la instantánea del presidente entrando a declarar y su repercusión mediática, sobre todo en esa gran cantidad de medios que puso en su día, Soraya Saenz de Santamaría, al servicio de la extrema izquierda, y que se encargaran de magnificar ese hecho y convertirlo en coartada justificadora del antidemocrático “Odiobús” podemita.

Pese a que el PP ha hecho público un comunicado impecable en el que expresa su respeto y ofrece toda su colaboración con la Justicia, lo cierto es que tras enterarse, la cara de Rajoy era todo un poema.

Lo que resulta absurdo, es que un partido que hace muy poco gobernaba con mayoría absoluta e hizo cambios para que la Justicia, fuese aún mas dependiente de los políticos, ahora se queje de la falta de independencia de esta.

Mientras se permita que un juez, entre en política y pueda volver posteriormente a un juzgado, y mientras los partidos nombren a los miembros, del CGPJ o de los altos tribunales, nuestra Justicia estará prostituída.

Mientras esto sucede en uno de los partidos del bipartidismo, en el otro, en el PSOE, no ocurre lo mismo. En Andalucía, la juez que sustituyó a Mercedes Alaya prosigue victoriosa desmantelando todo lo hecho por su antecesora y exculpando a todos los socialistas andaluces que protagonizaron el mayor saqueo de las arcas públicas perpetrado en nuestro país en toda su historia. No me extrañaría, que pronto la juez Nuñez Bolaños, pidiera por vía reglamentaria la “canonización” de todos los grandes capos de la mafia socialista andaluza. O estos son muy listos, o los otros son muy tontos.

Aunque todos merecen ser castigados por corruptos, comparemos las cuantías de lo sustraído en la Gürtel del PP, contraponiendo esa cantidad con lo sustraído, en los ERE y Cursos de Formación andaluces, y nos daremos cuenta de la jeta que tienen esos hipócritas políticos del PSOE que se rasgan las vestiduras y hacen grandielocuentes declaraciones, sobre la Gürtel y la próxima declaración de Rajoy.




No hay comentarios:

Publicar un comentario