martes, 4 de abril de 2017

Murcia: Y Ciudadanos lo perpetró.

Al igual que la mayoría de vosotros, desconozco si Pedro Antonio Sánchez, presidente hasta hoy de la Región de Murcia, ha cometido algún delito. Lo que si que sé, es que Ciudadanos, aplicando la vara de medir que más le interesa en cada lugar, ha conseguido su dimisión para que así el Partido Popular pueda mantener el gobierno de esa comunidad poniendo al frente a otro de los suyos.

En el caso del famoso Auditorio de Puerto Lumbreras, Sánchez sostiene que nadie se llevó un solo euro, y que si hubo alguna irregularidad, solo es de índole administrativa. Y ahora, el juez de la Púnica, le atribuye tres delitos con una explicación que me suena bastante rara, pues decir que tenía un plan para lavar su reputación, plan para el que se iba a emplear dinero público, pero que al estallar el caso se abortó, es decir, nunca se llevó a efecto ese plan, reconozco que me suena a “ciencia ficción”.

Yo haría una pregunta, en el caso de que al final, Pedro Antonio Sánchez, saliese airoso de todo ¿que se debería hacer? ¿Quizás volverlo a presentar como candidato y realizar un escrache eterno a Ciudadanos?

Lo que es cierto, es que quien sacó solo 4 escaños, ha obligado al que sacó 22, y solo le faltó uno para la mayoría absoluta, a que trague para que así no gobierne el que sacó solo 13 escaños. Lo mismo, mis paisanos murcianos empiezan a pasar factura a algunos en las próximas elecciones por todo esto.

Si la actitud empleada por Ciudadanos en Murcia, la empleara en Andalucía, las reuniones del gobierno de la Junta de Andalucía y las de muchos ayuntamientos tendrían que celebrarse en instalaciones penitenciarias. Pero claro, allí tragan con carros y carretas, y son fieles guardaespaldas del gobierno autonómico más corrupto de este país.


Y lo más curioso, es que nos dijeron que llegaban a la política española para regenerarla. Más bien creo, que desde su llegada es mucho más tóxica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario