lunes, 17 de abril de 2017

PSOE: Sánchez, el candidato tramposo.



Por mucho que insistan los dirigentes del PSOE en decirnos que el proceso de primarias a la secretaría general se está desarrollando dentro de la normalidad, es evidente, que no es así. Dentro del PSOE se está produciendo una auténtica guerra fratricida donde alguno no duda en realizar movimientos fraudulentos.

El secretario de Organización socialista de Castilla-La Mancha, declaró en una entrevista, que la dirección regional mantiene paralizada de forma cautelar la afiliación al partido en la provincia de Albacete desde el 16 de diciembre, debido a que en las semanas previas la afiliación había crecido un 40%. Está claro, que este aumento es artificial y anómalo, que este aumento es un fraude que pretende influir en el proceso de primarias a la secretaría general del partido.

Pero es que no es solo en el feudo “sanchista” de Albacete, en algunas otras provincias también la afiliación ha crecido hasta niveles definidos por la Ley Electoral como fraude, es decir, todo lo que supere el 15% de aumento.

Nada más producirse la dimisión de Pedro Sánchez, en octubre empezó el desembarco masivo de “podemitas sanchistas” en distintas agrupaciones socialistas. Ahora, desde los distintos órganos del partido se pretende que todos aquellos que se afiliaron desde esa fecha no tengan derecho a voto en estas primarias. No obstante, será la Comisión de Garantías del partido la que resolverá el asunto y elaborará el censo.

Albacete es la única provincia de Castilla-La Mancha que apoya mayoritariamente a Pedro Sánchez, por eso ha cantado mucho, en las demás provincias de la comunidad, la afiliación no ha crecido.

El apoyo incondicional de la extrema izquierda al candidato Sánchez es evidente, pues su proyecto de constituir un nuevo Frente Popular, extremista y separatista, es a todas luces la única posibilidad de que, los que se consideran los herederos de los derrotados en la Guerra Civil puedan llegar al poder y culminar su venganza aplicando ideas arcaicas y fracasadas aliñadas con grandes dosis de odio, una venganza que sin ninguna duda, resultaría devastadora para España y los españoles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario