viernes, 14 de abril de 2017

Sevilla: Odio anticatólico organizado.

Esta pasada Madrugá, la jornada en la que procesionan por las calles de Sevilla las Cofradías más emblemáticas, La Macarena, La Trianera, El Gran Poder o Los Gitanos, Sevilla ha sido objeto de la acción de grupos organizados que pretendían sembrar el pánico en sus calles y destruir la ilusión de todos esos miles de sevillanos que año tras año disfrutan de una noche tan arraigada en su cultura y en su fe.

La confusión, el miedo y la angustia, provocaron carreras y ansiedad entre el público, resultado de ello, 100 afectados, 17 heridos, uno grave, incluso la banda de música que acompañaba a la Esperanza de Triana tuvo que abandonar la estación de penitencia por los desperfectos sufridos en sus instrumentos, también muchos de los nazarenos de la Trianera o del Gran Poder tuvieron que retirarse debido a los daños sufridos por las avalanchas.

Desde el ayuntamiento de Sevilla han lanzado el mensaje, de que aunque coincidiendo en la hora y en diversos sitios, grupos de delincuentes han pretendido crear el pánico, no tienen conexión entre sí, milonga que no me creo, ni yo ni muchos sevillanos.

La animadversión de la izquierda radical española hacia cualquier símbolo o liturgia de la Iglesia Católica es conocida desde tiempos inmemoriales, estos últimos tiempos y anoche mismo, perfiles podemitas de RRSS llevan lanzando mensajes como “Exigimos el fin de las procesiones. Son actos que atrasan nuestra sociedad y ofenden a nuestros hermanos musulmanes”. El partido que lidera Pablo Iglesias siempre ha lanzado soflamas anticristianas y apoya la islamización de España, incluso ya cuenta con un Círculo de Musulmanes.

Sin darnos casi cuenta, estamos inmersos en un conflicto civil que puede acabar como el rosario de la aurora. La izquierda radical, el actual comunismo antiespañol, pretende eliminar todo lo que represente una fiesta tradicional o acto cultural español, relacionado o no, con la religión de nuestros padres.

Podemos, desde su aparición, lleva ya tiempo inoculando en nuestra sociedad, el odio, la intolerancia y la falta de respeto hacia todo lo que conforman los cimientos de nuestra sociedad. Como hemos podido comprobar en Sevilla, los detenidos por los execrables actos de esta madrugada, son individuos que cuentan con un importante curriculum delictivo.

Todos los integrantes y votantes de Podemos no son unos desalmados, pero todos los desalmados de este país les apoyan, eso es evidente. Azuzar a los descerebrados contra quienes honradamente disfrutan de sus tradiciones, puede llevarnos a revivir situaciones que parecían desterradas.


Esta mañana, en las calles de Sevilla había menos gente de la habitual, lo de anoche ha disuadido a muchas familias a salir a ver entrar las cofradías, no obstante, vistiendo mis mejores galas, al igual que lo hacían mis padres, he salido y disfrutado de la mañana del viernes santo sevillano, lanzando el mensaje de que los que vomitan odio contra lo nuestro no conseguirán sus propósitos.


1 comentario:

  1. Tienes toda la razón, la verdadera razón de ser de PODEMOS es allanar el terreno a los globalistas. Ya señaló Stulin en su momento quién hizo posible el 15M, quién les facilitó internet a los de Sol, y desde luego no eran los bolivarianos.

    ResponderEliminar