sábado, 8 de abril de 2017

Trump ataca Siria para blanquearse.

Hace unos días, una población de Siria fue objeto de un ataque químico, lo que causó la muerte de demasiadas personas, entre ellas, niños. Desde el primer momento, se dijo que se desconocía la autoría, aunque siempre insinuando que probablemente fuese obra del ejército sirio, de las tropas de Al Assad, algo que por otra parte le interesaba a occidente que así fuese.

Tras ese vil ataque, pues contraviene todos los acuerdos internacionales, se produjo una unánime condena, como no podía ser de otra manera, tanto en el exterior, como por parte de todos los partidos políticos españoles.

Ayer, Donald Trump, ordenó a modo de castigo, que se lanzaran desde dos destructores, 59 misiles de crucero Tomahawk sobre la base aérea desde donde se supone despegaron los aviones sirios que realizaron el ataque químico. De esa manera, Trump, intenta limpiar su deteriorada imagen a nivel internacional.

Tras el ataque norteamericano de ayer, tanto la Unión Europea como la OTAN, han mostrado su apoyo a la acción bélica. Mientras esto sucedía, en nuestro país, Podemos, a quien le puede más su antiamericanismo que vengar muertes inocentes, lo que demuestra su hipocresía, tacha la respuesta bélica de ilegal y pide explicaciones a nuestro Gobierno por el hecho de que los dos destructores tengan su base en Rota. Podemos vuelve a la cantinela de siempre, esa de afirmar de que sin la autorización de la ONU no se puede realizar ningún ataque. Parece que desconoce a estas alturas, que la ONU no sirve para nada.

Menos Rusia, todo Occidente está contra el régimen sirio, me sorprende esa unanimidad contra Al Assad, cuando contra el ISIS jamás se produjo. Considero que Occidente siempre se ha equivocado en Oriente Medio, acabó con Sadam en Iraq y con Gadafi en Libia, cuando el mundo era mucho más seguro con ellos en el poder, y sobre todo, sus respectivas poblaciones vivían mucho mejor.

Los países occidentales no terminan de entender, que es preferible que gobiernen estos países elementos de este tipo, capaces de controlar a los malvados de todo tipo, que derrocarlos y propiciar una anarquía en donde se desarrollan a sus anchas todo tipo de organizaciones criminales enemigas de occidente. Pero no aprenden, intentarán acabar con Al Assad, y seguro que lo que venga después, si Putin lo permite, será mucho peor.


Y por favor, que nadie responda eso de que hay que propiciar la democracia en esos países, pues entiendo que un sistema democrático y los valores que este conlleva, es totalmente incompatible con un país de mayoría islámica.


No hay comentarios:

Publicar un comentario