domingo, 23 de abril de 2017

UPYD es diferente, y lo ha demostrado.

Tras lo ocurrido en los últimos tiempos con UPYD, y tras los sucesivos fracasos electorales sufridos, puede entenderse como normal que la percepción de los españoles sea que UPYD está condenada a desaparecer. Pero curiosamente, esa percepción ciudadana es errónea, pues un gran número de afiliados “inasequibles al desaliento” como se decía antes, que estamos metidos en faena intentando reorganizarnos y hacer posible su resurgimiento.

Estamos hablando, de muchos españoles convencidos de que si UPyD desaparece, su posición política no la defenderá nadie, y de que sus propuestas son las únicas capaces de solucionar los graves problemas que padece nuestra sociedad, que padecen tanto España como Nación, como la ciudadanía española.

Aunque algún partido llegó pretendiendo ocupar el espacio político que ocupa UPyD, con el tiempo, todos se han ido dando cuenta de que eso es una absoluta falsedad, de que los recién llegados son “más de lo mismo”, eso sí, con una gran diferencia, al haber llegado mucho más tarde a participar del banquete, entiéndase como chiringuito partitocrático, su intención es atiborrarse rápido para así recuperar el tiempo perdido. Nos decían que el recambio al bipartidismo eran eso que llamaban “los partidos emergentes”, quienes han fracasado en su intento de engañar a los ciudadanos, ese cambio era un timo, era un “cambiazo”, pues los nuevos ya se comportan como los antiguos. Ni el partido patrocinado por el poder financiero, ni el patrocinado por Venezuela e Irán, van a hacer absolutamente nada de lo que cada vez más españoles desean, una sociedad más justa, más democrática, más libre, más igualitaria, más solidaria y más unida, y a los hechos me remito.

UPyD, no solo ha sido y sigue siendo, el abanderado de la lucha contra la corrupción política en España, UPyD son muchas cosas más. UPyD es también el abanderado en la defensa de la igualdad de todos los españoles, por ello aboga por que las competencias de los principales servicios básicos, tales como Sanidad o Educación, los recupere el Estado para que de esa manera, todos los españoles, vivan donde vivan, reciban unos servicios básicos de igual calidad, cosa que ahora ni por asomo ocurre. UPyD siempre ha abogado por que la Justicia recupere su independencia, ya que sin separación de poderes no hay democracia, al igual, que propugna un cambio en la Ley Electoral a fin de que lo que los ciudadanos votan quede reflejado en el Parlamento, y muchas cosas más que hacen que su mensaje sea único. Por tener ese mensaje, somos molestos y tratan de hacernos desaparecer.

Mientras la mayoría de los españoles deseen una sociedad más justa, más democrática, más libre, más igualitaria, más solidaria y más unida, UPyD será necesaria.

Trabajando por el único partido que ha llevado a los chorizos ante la Justicia, os aseguro que se duerme muy tranquilo. La mejor almohada es la conciencia tranquila. Los que votan tapándose la nariz, deben dormir peor que yo, eso seguro.




No hay comentarios:

Publicar un comentario