sábado, 27 de mayo de 2017

Andalucía: De delincuente a director general.

Susana Díaz ha elegido al ex alcalde de Huévar, tres veces condenado, para gestionar las Políticas Activas de Empleo, un área dotada con más de 700 millones de euros.

Este elemento, fue condenado en el año 2011 por una falta de injurias contra un policía local, condenado en mayo de 2015 por pegar a un árbitro en un partido de fútbol de cadetes, y condenado en 2010 por vulnerar los derechos de la oposición, exactamente del PP, negándole la información necesaria para realizar sus funciones públicas.

Además de las sentencias contra él, el nuevo director general tiene una trayectoria plagada de polémicas, denuncias y mala gestión al frente del Ayuntamiento de Huévar, un municipio sevillano de apenas 2.700 habitantes.

La Seguridad Social lo investigó porque no pagaba las cuotas de los trabajadores de su consistorio. En el año 2010, los trabajadores estuvieron más de nueve meses sin cobrar sus nóminas, y la situación fue tan dramática, que muchos de los trabajadores tuvieron que recurrir a la caridad de sus vecinos para poder subsistir.

A todo esto se unen las contrataciones irregulares que llevó a cabo en el Ayuntamiento durante los 18 años que fue alcalde del mismo. En el año 2014, Rafael Moreno realizó 455 contrataciones en el Ayuntamiento aunque sólo informó de 258 al comité de empresa, ocultando así 197 contratos.

Con un presupuesto municipal anual en torno a 3 millones de euros, ha dejado las arcas públicas con una deuda de más de 20 millones de euros, y también ha dejado de pagar 11 millones de euros a la Seguridad Social durante estos años, es decir, su pésima gestión deja un pueblo en quiebra.


No es la primera vez que Susana Díaz confía en Rafael Moreno, pues ya lo eligió para ser presidente de la Mancomunidad del Guadalquivir en el año 2011. El régimen socialista andaluz, es evidente que nunca elige a los mejores, siempre nombra a los que les debe favores, por muy peligrosos y nefastos que sean.


No hay comentarios:

Publicar un comentario