viernes, 12 de mayo de 2017

Bankia: En el banquillo faltaran culpables.

Por fin ha finalizado la instrucción del caso de la salida a Bolsa de Bankia tras un lustro de investigaciones, y lo hace con un balance de 48 personas investigadas, 40 testigos y 48 acusaciones particulares. El juez Andreu de la Audiencia Nacional ha procesado a 34 de los antiguos gestores del grupo por falsedad contable y fraude de inversores.

Aunque tiene que celebrarse el juicio, parece incontestable que la cúpula de Bankia ahora procesada, y me refiero a Rodrigo Rato y su banda, falseó las cuentas del grupo e incluyó datos falsos en el folleto informativo de su salida a Bolsa en julio de 2011. Salida en la que la entidad captó 3.092 millones de euros de 255.000 inversores particulares que lo perdieron todo hasta que la entidad les devolvió el pasado año el dinero invertido.

Lo que resulta realmente escandaloso, es que el juez, en una decisión con tintes políticos, exculpe a los controladores, y me refiero al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, quienes fueron los cómplices necesarios para perpetrar esa gran estafa, pues es evidente, que le permitieron a Bankia salir a Bolsa careciendo de cuentas consolidadas debidamente auditadas, algo que causa auténtico estupor, algo escandaloso.


Y por cierto, todo esto ha sido posible porque un buen día UPYD, viendo que todos los demás partidos miraban a otro lado, se decidió a ir a los tribunales y denunciar la corrupción. Lo digo, porque la amnesia en estos casos es muy injusta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario