lunes, 1 de mayo de 2017

Venezuela: El Papa se equivoca.

Tengo que reconocer, que me siento muy contrariado por la mayoría de las, declaraciones y posicionamientos, de este Papa en relación a temas y conflictos internacionales.

Ahora ha sido el candidato opositor a la Presidencia de Venezuela y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, el que ha tenido que rechazar lo afirmado por el Santo Padre en relación a que “la oposición venezolana está dividida”. Incluso el Papa da la impresión de que unos quieren dialogar y otros no, y parece alinearse con el llamado “dialogo Zapatero”, un personaje repudiado por todos aquellos que anhelan democracia, libertad y los DDHH en su país, pues su único empeño ha sido el de lavarle la cara al tirano.

El Papa debería saber, que "después del autogolpe", como la oposición considera a las sentencias parcialmente retiradas del Tribunal Supremo de Justicia en las que asumía competencias del Legislativo, "han sido asesinados más de 30 venezolanos, cientos de heridos y se han perpetrado 1.400 detenciones arbitrarias". Así como, que la fiscal venezolana, Luisa Ortega, ya ha reconocido "la ruptura del orden constitucional" y "la no existencia del debido proceso en la mayor parte" de las detenciones.

El Santo Padre, debería saber, que retomar el dialogo solo puede tener como máximo objetivo la convocatoria de elecciones, que para ser limpias deben estar controladas por observadores internacionales, y el posterior abandono del poder de Maduro, algo que el dictador jamás aceptara, pues sabe que las perdería por goleada.

Pero Francisco, desde que es Papa, se ha equivocado ya en muchas ocasiones. Tras el salvaje atentado islámico de la revista Charlie Hebdo en Paris, declaró que si alguien insulta a tu madre, es lógico que tú respondas con violencia, algo que a muchos les sonó muy mal, como a justificación del brutal atentado. También, ahora en Colombia, apoyó el falso “Proceso de Paz” promovido por el presidente Santos, una iniciativa que rendía el país a los narcoterroristas, afortunadamente los colombianos dijeron no.

Le aconsejo al Vaticano, que se dote de asesores en política exterior que aconsejen mejor al Papa, pues en lo que lleva de mandato, si tenemos que calificarlo, creo que le pondría un “muy deficiente”.




1 comentario:

  1. Con este pontífice, parece que el Espíritu Santo, va muy lento. Espero que se asesore mejor y no saque conclusiones como estas.

    ResponderEliminar