jueves, 25 de mayo de 2017

El TS avala la educación diferenciada.

El Tribunal Supremo, lo ha dicho alto y claro, la educación diferenciada, ese modelo docente en el que niños y niñas se forman por separado, es perfectamente compatible con el principio de igualdad recogido en nuestra Constitución.

Tras lo dictado por el Alto Tribunal, la Junta de Andalucía carece de argumentos legales para retirar el concierto a los colegios que ofrecen este modelo educativo. Conviene recordar, que desde 1999, los tribunales han coincidido en más de cuarenta ocasiones en defender el derecho de los padres que optan libremente por este modelo educativo.

Hasta ahora, la Junta de Andalucía, de manera totalmente arbitraria, y por cuestiones netamente ideológicas, ha obviado las sucesivas sentencias, ahora es de suponer que cederá y de una puñetera vez, respetará los derechos de alumnos y padres.

La experiencia demuestra, que en los colegios de educación diferenciada mejoran los resultados académicos, y no consta que quienes eligen este modelo, padezcan ningún problema de tipo psicológico o personal por el hecho de estar educados en aulas con compañeros del mismo sexo.

Es un hecho incontestable, que a ciertas edades, los alumnos de clases mixtas están más pendientes de los compañeros que de la profesora. Es la cruda realidad.

Pese a que los conciertos con los centros de educación diferenciada sean avalados por los tribunales, considero que hay que dar un paso más, que no es otro que en la educación pública se pregunte a los padres qué modelo prefieren, y se ofrezcan ambos modelos. Y lo digo, porque hoy en día, las familias con menos nivel económico, esas que no pueden llevar a sus hijos a los centros concertados, están claramente discriminadas.

¿O estamos de acuerdo en que a las familias más débiles económicamente, se las discrimine, y no tengan la opción de elegir?

No se trata de posicionarse a favor o en contra de la educación diferenciada, pues sobre lo que hay que posicionarse es si estamos por la libertad o contra de ella, por la libertad de los padres a elegir el modelo educativo que consideren más beneficioso para sus hijos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario