domingo, 7 de mayo de 2017

Francia vota bajo la sombra de EEUU.

Hoy se celebra en Francia la segunda vuelta de sus presidenciales, a ella concurren por una parte, Macron, el representante de las élites, de los poderosos, un político que porta la bandera del centro político y del oportunismo, quien quiere mantener a Francia dentro de la Europa de los mercaderes, y encima pretende que le voten los obreros.

Enfrente tiene a Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, cuyas propuestas más emblemáticas son la salida de Francia del euro y de la propia Unión Europea, claro está, a través de un referendum que convocaría y de resultado incierto.

Todos los medios dan como claro vencedor a Macron, pero existe cierta inquietud por los antecedentes habidos en otros países, Hillary Clinton también iba a ganar y perdió. Al igual que en EEUU, casi todos los medios son parciales y apoyan descaradamente a Macron, y se ha podido observar, que en los sondeos a pie de calle casi nadie afirma que va a votar a Le Pen, al igual que ocurría con Trump. Pues si a Le Pen le dan en torno al 40% de apoyos, es muy curioso que en las encuestas y sondeos ni mucho menos, 4 de cada 10, afirmen apoyarla. Parece que el voto oculto y no reconocido podría decidir.

Los únicos votos que Macron tiene seguro son los de esos siete millones de musulmanes que han afirmado públicamente que le apoyan, algo que de seguro les está haciendo pensar a muchos franceses.

Todos los que pretenden mantener la actual sociedad injusta piden el voto para Macron, independientemente de que sean de derechas o izquierdas, en cambio, el voto a Le Pen solo puede provenir de aquellos que voten en clave de defender, una civilización y un continente, amenazado y que está siendo invadido de manera silenciosa.

Le Pen, al igual que otros muchos, entre los que me incluyo, no creo que sea antieuropea, es simplemente contraria a este concepto de UE solo pensada para hacer negocios, y que parece que nunca acabará en esos Estados Unidos de Europa que tantos añoramos.

Si pensamos en la economía, es muy probable que a España como país, le interese el triunfo de Macron.

Ayer nos enteramos del famoso pirateo informático de documentos y correos electrónicos de Macron, atribuidos como no a Rusia, aunque lo mismo es obra simplemente de los servicios de inteligencia franceses para que Macron quede como víctima y así, darle un descarado y último apoyo, a quien todo parece indicar que va a ganar. Aunque lo mismo se pensaba de Clinton y mirad lo que pasó. La solución, muy pronto.




No hay comentarios:

Publicar un comentario