lunes, 15 de mayo de 2017

Renové mi juramento a la bandera.

El pasado sábado, tuve el honor de participar en la Jura de Bandera para personal civil organizada por la Capitanía General de Sevilla. Un acto en el que renovamos nuestro juramento los que en su día tuvimos la suerte de hacer el servicio militar, y donde juraron por primera vez quienes ya no pudieron hacerlo al haberse suprimido.

Debido a la gran cantidad de solicitudes, Capitanía General, tuvo que realizar un gran esfuerzo organizativo cuyo resultado puede catalogarse de auténtico éxito. Casi 3.000 personas, mujeres y hombres, jóvenes y mayores, tuvimos el privilegio de darnos un baño de patriotismo, algo muy difícil en los tiempos tan convulsos que nos han tocado vivir.

Debido a la magnitud del acontecimiento, el acto contó con la presencia del Teniente General Jefe de la Fuerza Terrestre, quien aparte de presidirlo, pronuncio un acertado discurso en donde explicó que es la enseña nacional. Recuerdo, que uno de quienes estaban junto a mí, dijo: “Deberían obligar a, diputados y senadores, a oír esto”.

Para agilizar el juramento, se dispusieron nueve banderas de unidades, de la Legión, Regulares, Paracaidistas y otras, realizándose la jura en un tiempo aceptable.

La bandera que presidió el acto, descendió del cielo traída por tres paracaidistas que tomaron tierra con gran precisión en el lugar estipulado. También hubo un homenaje a los caídos, depositando una corona.

Como colofón al acto, todas las unidades desfilaron ante los allí congregados, para a continuación continuar hacia un acuartelamiento cercano a la Plaza de España, dando la oportunidad a los sevillanos y visitantes que se encontraban por la zona, a presenciar tan bonito espectáculo, cuya principal atracción eran como siempre las unidades de la Legión con su mascota.

En definitiva, un día para recordar, y mi recomendación a todos los sevillanos que para el próximo año soliciten participar, estoy seguro de que nunca no lo olvidarán.



No hay comentarios:

Publicar un comentario