jueves, 11 de mayo de 2017

Susana Díaz insultada en el Senado.

El senador de Compromís, el impresentable Carles Mulet, aprovechando “que el Pisuerga pasa por Valladolid”, se dedicó, teniendo como cómplice la inacción del presidente popular del Senado, a insultar a Susana Díaz llegando incluso a romper una foto de la presidenta andaluza, algo que los andaluces, piensen como piensen, no deben consentir.

Las primarias a la secretaría general del PSOE han trascendido con creces al propio partido socialista, los partidos radicales y separatistas, como puede serlo el propio Compromís, aprovechan cualquier oportunidad para atacar a la rival de su candidato favorito, y me refiero a Pedro Sánchez. Los que quieren acabar con todo aquello que muchas generaciones de españoles hemos conseguido a lo largo del tiempo, ven a Susana Díaz como el principal obstáculo para conseguir sus abyectos fines.

Ayer por la tarde, tuve la oportunidad de ver la cara de Susana Díaz en la cafetería del Parlamento andaluz, y aunque ella trata de disimularlo, es evidente que su rostro delata preocupación y tensión por todo lo que está ocurriendo en el seno de su partido, y sobre todo, por lo que pueda ocurrir el día después de las primarias.

Lo ocurrido a los socialistas franceses, es un claro aviso a navegantes, y todos los socialistas, Susana incluida, empiezan a ser conscientes de que no solo está en juego el futuro del PSOE, están en juego muchas más cosas y más importantes, como lo es el futuro a medio plazo de España.

Para mi es evidente algo, si todos los “malos” de la política española, y me refiero a todos esos partidos que quieren acabar con la Nación española, apoyan a Pedro Sánchez, lo lógico debería ser, que los españoles hagamos piña en favor de Susana Díaz, y lo dice alguien que la ha criticado “a muerte”, pero “lo cortés no quita lo valiente”. Y lo digo, porque si el PSOE sigue siendo un partido constitucionalista y moderado, todo tiene solución, pero si de la mano de Pedro Sánchez, vira hacia posiciones radicales, puede suceder lo peor.

Parece que Pedro Sánchez desconoce, que los electores siempre apoyan al original y nuca a una mala copia, un PSOE roto y podemizado no tiene atractivo ninguno, y eso es lo único que él ofrece.


Confiemos en que la mayoría de los militantes socialistas opten por el voto sensato, y ese voto es el de la “imperfecta” Susana Díaz.


No hay comentarios:

Publicar un comentario