martes, 20 de junio de 2017

Andalucía: Calor en las aulas, solución chapuza.



Lo primero que tengo que decir sobre el asunto del excesivo calor en las aulas, es que de toda la vida los alumnos lo hemos sufrido, y que prácticamente nunca, ni alumnos ni padres, lo consideraron motivo suficiente para organizar una gran protesta.

Lo cierto es, que ahora existe tal sobreprotección de nuestros hijos, que los estamos haciendo demasiado “blanditos” en casi todos los aspectos, uno de los motivos principales por los que maduran mucho más tarde que cuando lo hicimos nosotros. Tras decir esto, es de justicia decir también, que ahora es obvio que hace un poco de más calor que antes.

Ante las fuertes protestas de las diferentes AMPAS, la reacción de la Junta de Andalucía creo que nos ha sorprendido a todos, pues su solución es, eximir de acudir a clase a aquellos niños cuyos padres estén preocupados por el calor, medida que no soluciona nada, una simple argucia política que puede servir para acallar las voces de los padres, pero que no solventa el problema y trata de castigar a los padres, pues ahora muchos de ellos tendrán que calentarse la cabeza con la logística familiar, pues si los dos trabajan, a ver a quien le endosan el niño.

Si en los centros de trabajo no se puede trabajar, por ley, a partir de cierta temperatura, lo lógico sería, que en los colegios se tomara la misma medida. La solución es clara, invertir en equipamientos que impidan que estos hechos se repitan otros años, aunque conociendo a la Junta de Andalucía, mucho me temo que no lo hagan, pues para ellos la prioridad siempre ha sido la de tener a tope de pienso sus pesebres, y para eso, durante décadas se ha tenido que distraer dinero de lo importante para la ciudadanía, de los servicios básicos que reciben los ciudadanos, principalmente, Educación y Sanidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario