jueves, 15 de junio de 2017

Andalucía: Gobernada por corruptos y por golfos.

Tengo que reconocer, que alucino con la cara dura que exhibe la Junta de Andalucía, que exhibe el PSOE y su socio de gobierno en la sombra, Ciudadanos.

Estamos en pleno acoso de la administración andaluza a quienes denunciaron en su día sus grandes tramas de corrupción. El “testigo protegido” que detalló ante la juez Alaya la gran cantidad de irregularidades cometidas en el multitudinario fraude de los Cursos de Formación, sigue sufriendo el acoso de la Junta y recibiendo continuas amenazas, y precisamente por eso, Alaya le concedió la condición de “testigo protegido”, pues evidentemente, la Junta actuaba como una banda criminal organizada o trama mafiosa, y así la juez pretendía evitar el consiguiente riesgo físico del denunciante.

Hace pocos meses, la oposición pidió la comparecencia del funcionario denunciante en sede parlamentaria, y mira por donde, PSOE y Ciudadanos, se unieron para impedir que “cantara la gallina”. Por ello, resulta ahora mucho más sorprendente, que la Junta de Andalucía anuncie la creación de una “Oficina Anticorrupción”, contando con el apoyo, como no, de Ciudadanos.

PSOE y Ciudadanos, se están comportando con una golfería insultante en todo lo relacionado con la corrupción. Los dos grupos parlamentarios llevan mucho tiempo tratando de impedir que se sepa la verdad en los casos de corrupción, el PSOE hostigando y Ciudadanos mirando para otro lado, a esos funcionarios honrados que se atrevieron a denunciarla.

Bueno, pues ahora, el gobierno de Susana Díaz con la anuencia de su fiel socio, Ciudadanos, van a poner en marcha una oficina, de cuya independencia me río, solo para hacer el paripé, es decir, los corruptos van a perseguir la corrupción. Sra. Díaz, Sr. Marín, dejen de reírse de nosotros.

Incluso anuncian que esa oficina va a admitir denuncias anónimas de corrupción, imaginaos en que se puede convertir esa supuesta oficina anticorrupción sabiendo quienes son los golfos que manejarán sus hilos.


La Junta e Andalucía, es con diferencia la administración autonómica más corrupta de Europa, y Ciudadanos, ese partido que llegó a política anunciando que llegaba para regenerarla, ha quedado relegado a la condición de ese cómplice necesario que intenta tapar las vergüenzas de su socio. Si repugnantes son los unos, repugnantes también son los otros.


No hay comentarios:

Publicar un comentario