viernes, 9 de junio de 2017

Cataluña: Aumenta el desafío y Rajoy sin actuar.

El presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, y el vicepresidente, Oriol Junqueras, han manifestado su firme intención de celebrar el ilegal referéndum independentista el 1 de octubre con la pregunta "¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente en forma de República?".

En el anuncio ha estado presente el ejecutivo autonómico en pleno, así como los grupos parlamentarios de Junts pel Sí y la CUP, y como no, la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell.

La respuesta del Gobierno de España ha sido igual de patética que siempre, pues nos cuenta la milonga de que “el anuncio de esta mañana no tendrá, en principio, consecuencias legales. Se trata de un gesto y no un hecho. Puigdemont no ha firmado ningún decreto de convocatoria, por lo que no hay materia para actuar judicialmente”. Añadiendo que, cuando lo hagan por escrito, todo se recurrirá ante los tribunales, teniendo en cuenta, que como lo que dicen los tribunales no lo respetan, lo de nuestro Gobierno empieza a ser muy preocupante.

Hoy de nuevo hemos tenido que oír los cansinos ofrecimientos de diálogo y de reiterar la invitación para que Puigdemont vaya al Congreso de los Diputados a defender su postura, por parte de un Gobierno que inevitablemente, a estas alturas, suena a debilidad y cobardía.

Ahora suena el rumor, de que Mariano Rajoy en ningún caso está dispuesto a aplicar el Art. 155 y suspender la autonomía catalana, y que por lo visto tiene previsto recurrir a la difusa Ley de Seguridad Nacional.

Lo cierto es, que por culpa de la minoría independentista catalana, España va cuesta abajo y directa hacia el peor de los abismos, que no es otro que el de la ruptura de su unidad nacional, y este Gobierno dispone de varios frenos y sigue sin atreverse a utilizar alguno de ellos.


En cualquier otro país de nuestro entorno, esa banda de sediciosos que han protagonizado el show de hoy, llevarían ya mucho tiempo entre rejas. Por el contrario, se les han enviado otros 1.800 millones. Esto es de locos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario