lunes, 19 de junio de 2017

Cataluña no es una nación.



Los separatistas catalanes, siguen insistiendo con su afirmación favorita, esa que dice que “Cataluña es una nación milenaria que tiene el legítimo derecho a la autodeterminación”.

Para seguir insistiendo en semejante falsedad, los independentistas dicen, que Cataluña tiene una historia propia, una identidad propia, una lengua propia y una cultura propia, lo que unido al sentimiento de querer ser una nación, es suficiente para ellos.

Y dicen esto, cuando la realidad es todo lo contrario, pues la historia y la cultura son compartidas, cuando en Cataluña no hay una lengua propia, sino dos lenguas comunes, y cuando el sentimiento de “querer ser una nación” es absolutamente minoritario.

Cataluña no es una nación, en Cataluña nada es propio, nada es distinto a lo español, lo español y lo catalán forman parte uno de lo otro, y se han complementado durante siglos perfectamente.

Cataluña es una Comunidad Autónoma del Reino de España, que ha visto como durante la segunda mitad del siglo XIX unos cuantos empezaron a imaginarse mentiras, mentiras que sustentaron tergiversando y retorciendo la historia, acción que ha tenido como resultado, que hoy en día, en esa región española a los escolares se les intoxica con una historia inventada en el odio a todo lo que huela a España, hecho que ha contado con la inacción cómplice de los sucesivos gobiernos de España, tanto del PP como del PSOE.

Quienes reclaman el derecho a decidir de Cataluña, apelan al derecho que asiste a los pueblos para decidir su futuro a través del derecho de autodeterminación, como siempre mienten, pues en el Derecho Internacional no existe el derecho a convertirse en un nuevo Estado salvo en dos excepciones: los territorios coloniales y los territorios ocupados. Algo que la ONU ha dejado muy claro en bastantes resoluciones y en una declaración.

Por todo lo expreso con anterioridad, es lógico, que ningún país medianamente serio apoye sus planes, y que las distintas organizaciones internacionales, les hayan dado con la puerta en las narices a los independentistas catalanes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario