miércoles, 14 de junio de 2017

La chapuza de la Sanidad andaluza.

El Hospital de Ronda, llevaba desde 2008 construyéndose, cuando su apertura estaba programada para 2010. En enero, el Servicio Andaluz de Salud, para apuntarse un tanto ante el descontento sanitario existente, decidió abrirlo, y Susana Díaz lo dio por inaugurado a sabiendas de que estaba por terminar.

Pese a que la Junta de Andalucía ha proclamado que este hospital está ya a pleno rendimiento, sus deficiencias están provocando situaciones grotescas, inauditas, incompatibles con un país serio.

Aunque os cueste trabajo creeros lo que os voy a contar, os aseguro que es verdad, y es que los traslados dentro del propio centro sanitario se tienen que hacer por el exterior y en ambulancia, ya que en los ascensores existentes que conectan la planta baja con el resto de pisos del hospital, ¡atención! no caben las camas.

Eso sí, muchos ascensores, escaleras eléctricas y convencionales, pero curiosamente, de lo más importante se olvidó el SAS, el “cerebro” socialista que diseñó el hospital olvidó colocar un ascensor con capacidad suficiente para trasladar pacientes encamados. Como no creo que se le pidan responsabilidades a nadie, al que lo diseñó se le debería dar un premio a la incompetencia.

La triste realidad, es que los pacientes que no puedan moverse y que solo puedan hacerlo encamados, hay que trasladarlos en ambulancia de una puerta a otra en trayectos de pocos metros, algo ridículo.

Pero este hospital, desde su inauguración, ha padecido un rosario de deficiencias, pues carece de un acceso seguro para peatones y hay quejas por la falta de previsión a la hora de conectar con el transporte público.


La corrupta Junta de Andalucía, la inepta Junta de Andalucía, se supera día a día, esto no sucedía ni en el “Camarote de los Hermanos Marx”.

Contrasta la desastrosa gestión política de la Sanidad en Andalucía, con los excelentes profesionales con los que cuenta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario